El seleccionador de Italia, Cesare Prandelli, afirmó hoy en Sao Paulo que para su país "llegó la hora" de concentrarse en la Copa de las Confederaciones, que se disputará en Brasil entre el 15 y el 30 de junio de 2013.

"En Italia hay mucha superstición frente al Mundial y pensar ya en él sería un gran error. Ahora es el momento de concentrarnos en la Copa de las Confederaciones", declaró Prandelli en una rueda de prensa con los demás técnicos que participarán mañana del sorteo del torneo de campeones continentales.

Italia, líder del grupo B en la eliminatoria mundialista europea para Brasil 2014, disputará la Copa de las Confederaciones como subcampeón de la Eurocopa 2012, pues España, el monarca continental, ya tenía el cupo garantizado por su título mundial.

"Nuestro equipo desea alcanzar un alto nivel internacional y queremos garantizar nuestro trabajo para este fin, prepararnos para estar listos en este tipo de torneos", subrayó Prandelli, quien se refirió también a la posibilidad de convocar a algunos de los nuevos jugadores que surgen en las selecciones de base y en la Liga italiana.

En opinión del técnico, en la selección italiana "no tenemos que tener miedo al cambio", por lo que dijo estar "convencido de que con eso se puede mejorar".

En ese sentido, Prandelli destacó el trabajo de clubes como el Juventus.

"Hace dos años teníamos una visión pesimista, pero la Juventus, en los últimos años, le dio continuidad a los jugadores italianos", resaltó.

El también italiano Alberto Zaccheroni, entrenador de Japón, señaló que el país asiático se está preparando para la Copa de las Confederaciones desde la Copa Asiática de 2011.

"Hemos comprendido el punto en el cuál nos encontramos, con los puntos fuertes y los puntos débiles y esperamos una respuesta positiva", declaró.

El seleccionador de Tahití, Eddy Etaeta, expresó por su lado que para el "pequeño país es un sueño disputar la Copa de las Confederaciones frente a siete de las mejores selecciones del mundo".

"Nos ha costado digerir esta victoria y tenemos que ser conscientes de que estamos en el torneo de los grandes, porque ahora somos el representante de Oceanía", agregó Etaeta al responder sobre la situación de su selección, que ganó el título continental y al mismo tiempo se despidió de la eliminatoria mundialista para 2014.

La Copa de las Confederaciones se jugará en Río de Janeiro, Belo Horizonte, Salvador, Recife, Brasilia y Fortaleza, la mitad de las doce sedes que recibirán el Mundial de 2014.