La ministra brasileña de Planificación, Miriam Belchior, dijo hoy que el dato de crecimiento del 0,6 por ciento de la economía de Brasil en el tercer trimestre del año esconde la sorpresa positiva del repunte de la industria y la negativa en la partida de servicios.

Belchior, quien hoy participó en un evento con empresarios españoles en Sao Paulo, aseguró que a pesar del magro resultado del tercer trimestre, que se quedó en la mitad del 1,2 por ciento que había pronosticado hace una semana el Ejecutivo, las autoridades mantienen la previsión de un aumento del PIB de entre 4 y 4,5 por ciento para 2013.

La ministra consideró que los resultados trimestrales arrojan un crecimiento anualizado del 6 por ciento en el sector industrial, que calificó de "sorpresa positiva" y dijo que las medidas de impulso económico adoptadas por el Gobierno a lo largo del año "están dando resultado" y permitirán acelerar el crecimiento el próximo año.

Sin embargo, reconoció que el sector servicios supuso una "sorpresa no tan buena" tras conocerse la caída del 1,3 por ciento del segmento de servicios financieros, lo que contribuyó al estancamiento (0,00 por ciento) del conjunto del sector.

Sobre la evolución de las inversiones, la ministra dijo que el Ejecutivo está trabajando en la línea marcada por la presidenta, Dilma Rousseff.

"Lo que estamos haciendo es lo que la presidenta nos pide que es pie en el acelerador para ganar más velocidad en las inversiones y ampliar todavía más nuestras asociaciones con el sector privado".

Asimismo dijo que el presupuesto del año que viene prevé nuevas exenciones fiscales para estimular el crecimiento.

Durante el acto, organizado por la Cámara Oficial Española de Comercio en Brasil, Belchior destacó que las relaciones entre su país y España atraviesan un momento "especial" y dijo que Brasil se encuentra inmerso en una fase a la que el país ibérico se sometió en el pasado consistente en la inversión en infraestructuras.

Belchior destacó la visita que la próxima semana llevará a cabo la ministra española de Fomento, Ana Pastor, quien viajará acompañada de un delegación empresarial y firmará un acuerdo para facilitar que haya "todavía más inversión de España en Brasil".

También dijo que Brasil se encuentra en un "círculo virtuoso" en economía con una política fiscal "sólida, consistente" y que ha logrado reducir los "choques externos".