La ofensiva de los Bravos de Atlanta tendrá a partir de la próxima temporada a un gran refuerzo como es el jardinero central B.J. Upton, que dejó a los Rays de Tampa Bay, y llegó a la Liga Nacional para unirse a jugadores como Jason Heyward, que serán ahora sus compañeros.

La llegada de Upton a los Bravos, que había sido un rumor desde que concluyó la temporada regular, dejó muy satisfecho al piloto cubano Fredi González, que dejó solucionado el grave problema que se le presentó la pasada liga a la hora de encontrar un tercer titular de calidad en los jardines.

"Quizá ni siquiera necesitemos un jardinero izquierdo", comentó González. "Con él jugando en el central y Jason, que recién ganó un Guante de Oro, en el derecho, será divertido verlos cubrir terreno en los jardines".

Upton y los Bravos llegaron el jueves a un acuerdo contractual por cinco años y 75,2 millones de dólares, el más lucrativo que otorga el equipo a un agente libre.

El jardinero de 28 años de edad se une a las filas de los Bravos luego de pasar sus primeras ocho temporadas de Grandes Ligas con los Rays, con los que bateó para .246, 28 jonrones, 78 impulsadas y 31 robos de base la pasada temporada.

Upton, que también fue cortejado por Filis de Filadelfia, dijo que quedó convencido cuando visitó a los Bravos el pasado 15 de noviembre.

González, el gerente general Frank Wren y el ex mánager Bobby Cox fueron parte del comité de bienvenida de los Bravos, que se ganaron a Upton para su causa.

"De verdad que nunca me había sentido así antes", comentó Upton. "Ellos me hicieron sentir de verdad como si fuera parte de la familia de los Bravos... Bobby fue maravilloso. Parece como si lo conociera de años. Me convencieron. No hay otra manera de describirlo".

Upton reemplazará en el jardín central a Michael Bourn, quien se declaró agente libre, y podría aportar el poder de un bateador derecho que necesitan los Bravos.

No se espera que Upton llene el papel de Bourn como primer bateador del orden.

Los Bravos necesitan todavía cubrir una vacante en el jardín izquierdo después que el venezolano Martín Prado se mudaría a la antesala, para ocupar el lugar de Chipper Jones, el jugador emblemático del equipo, quien se retiró al final de la campaña.

Wren comentó que cree que la mejor posición de Prado es la tercera base, pero agregó que la versatilidad de Prado le da al equipo opciones durante las conversaciones en las reuniones de invierno de la semana entrante.

"Centra nuestro enfoque un poco más, ya sea primer bate o jardín izquierdo o esa combinación", valoró Wren. "Martín Prado puede continuar jugando como jardinero izquierdo y puede irse a la tercera base, por lo que tenemos cierta flexibilidad a la hora de construir nuestra plantilla", agregó.