La zona euro registró en octubre un nuevo récord de desempleo, con un tasa que alcanzó el 11,7 % y cerca de 19 millones de personas en el paro, una buena parte de ellos en España, país que encabeza la estadística.

El desempleo en la eurozona aumentó una décima respecto a septiembre y está ya 1,3 puntos porcentuales por encima de la cifra de hace un año, cuando la tasa de paro era del 9,9 %.

Los datos difundidos hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria, confirman a España como el Estado miembro con más paro de toda la Unión Europea, con una tasa del 26,2 %, cuatro décimas más que en septiembre.

Hace un año, el desempleo en el país -que ha subido sin pausa a lo largo de 2012- era del 22,7 %.

Tras España, Grecia (con un 25,4 %, según cifras de agosto) y Portugal (16,3 %) registran los peores datos, mientras que Austria (4,3 %), Luxemburgo (5,1 %), Alemania (5,4 %) y Holanda (5,5 %) tienen las tasas más reducidas.

La situación social "diverge más que nunca" entre los Estados miembros, algo que preocupa a la Comisión Europea, según reconoció hoy su portavoz de Empleo y Asuntos Sociales de la Comisión Europea, Jonathan Todd.

Arrastrada por la zona euro, en el conjunto de la Unión Europea el paro es del 10,7 %, dato que iguala la peor cifra desde que se recopila a escala comunitaria, y que está tres décimas por encima del de hace un año.

Durante los últimos doce meses, el paro aumentó en dieciséis Estados miembros, descendió en nueve y permaneció estable en Austria y Eslovenia.

Las subidas más marcadas fueron las de Grecia (del 18,4 % al 25,4 %, según datos de agosto de 2011 y de 2012), Chipre (del 9,2 % al 12,9 %), España (del 22,7 % al 26,2 %) y Portugal (del 13,7 % al 16,3 %).

Mientras, los países del Báltico, tras la dura crisis que les golpeó con anterioridad, acaparan los descensos más significativos, con caídas en Estonia (del 11,5 % al 9,6 %), Lituania (del 14,2 % al 12,4%) y Letonia (de 15,7 % al 14,2 % entre los terceros trimestres de 2011 y 2012).

Entre octubre de 2011 y el de 2012, el número de desempleados aumentó en 2,16 millones en el conjunto de los Veintisiete y en 2,17 millones entre los países que comparten la moneda única.

En total, 25,9 millones de personas en el bloque no tienen trabajo, una cifra considerada "crítica" por Bruselas.

"El nivel de desempleo en Europa es inaceptablemente alto", explicó Todd, quien subrayó que combatir el desempleo y sus consecuencias sociales es la gran prioridad europea.

Una de las grandes preocupaciones de Bruselas es el desempleo juvenil (entre los menores de 25 años), cuya tasa alcanzó en octubre el 23,9 % en los países del euro y el 23,4 % en el conjunto de la UE, tras el 21,2 % y el 21,9 % registrados respectivamente en el mismo mes de 2011.

Grecia fue el Estado miembro con una cifra más alta (57 % según datos de agosto), seguido de España (55,9 %), mientras que las tasas más bajas se registraron en Alemania (8,5 %) y Holanda (9,8%).

La CE tiene previsto presentar el próximo miércoles una nueva estrategia para mejorar el empleo entre los jóvenes.

Según ha avanzado, planteará a los Gobiernos que pongan en marcha un sistema de "garantía" que asegure a los menores de 25 años una oferta laboral, un contrato de formación o una opción para seguir estudiando si no han obtenido nada en los cuatro meses siguientes a dejar los estudios o quedar en paro.

Según explicó hoy Todd, la idea es extender a toda la UE esta "buena práctica" que ya se aplica en países como Austria, Finlandia o Suecia.

Mientras Europa destruye puestos de trabajo, otras potencias como Estados Unidos han registrado datos positivos en las últimas semanas.

A día de hoy, frente al 10,7 % de paro en la UE, EEUU tiene una tasa del 7,9 % y países como Japón están en el 4,2 %.