La economía brasileña creció 0,6% en el tercer trimestre del año en comparación con el período inmediatamente anterior, señal de que la expansión del producto interno bruto continúa afectada por la crisis global, informó el viernes el organismo oficial de estadística.

Comparada con el tercer trimestre de 2011, la expansión del PIB fue de 0,9%, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Las cifras del tercer trimestre de este año muestran un mayor dinamismo de la economía desde los períodos inmediatamente anteriores, aunque el nivel de expansión continúa débil e insuficiente para alcanzar la meta oficial de crecer más que en 2011, cuando el PIB tuvo una expansión de 2,7%.

En los primeros tres meses de 2012, la economía creció 0,1% y subió a 0,2% en el segundo trimestre, según cálculos del IBGE.

La expansión del tercer trimestre de este año se sustentó en el sector agropecuario, que creció 2,5% desde el período anterior, y la industria, que creció 1,1%. El consumo de las familias aumentó 0,9%.

Por el contrario, los servicios tuvieron una expansión nula mientras que las inversiones mostraron un decrecimiento de 2%.