El experto independiente de la ONU para los derechos humanos en Haití, Michel Forst, se mostró hoy preocupado por la situación judicial y del respeto a esas prerrogativas en el país caribeño.

Al terminar su onceava misión en Haití, Forst declaró a los periodistas de manera tajante: "estoy inquieto de ver que en el marco de la reforma de la justicia, la situación parece actualmente bloqueada".

Asimismo, expresó su "profunda decepción" de ver que no hubo, según él, ningún seguimiento de tres leyes votadas a favor de la independencia de la magistradura.

Forst denunció "prácticas de nominación o revocación de jueces con finalidades partidarias".

El experto independiente de la ONU puso como ejemplo el caso de un juez "nombrado para liberar a Calixte Valentin (consejero del presidente Michel Martelly), implicado en la muerte a tiros de Octanol Derissaint, un joven comerciante de Fond Parisien" (oeste del país).

Forst también manifestó su preocupación de que "continúan arrestos y detenciones ilegales", como recientemente en Cabo Haitiano (norte), donde "muchas personas fueron detenidas sin ningún orden judicial".

Durante su misión que empezó el 22 de noviembre en Haití, Michel Forst se reunió con autoridades y representantes de varios sectores.

La oficina del primer ministro, Laurent Lamothe, calificó de "importante" la reunión que sostuvo hoy con el experto de la ONU.

Según un comunicado oficial, en el encuentro fueron abordados "distintos temas importantes vinculados a los esfuerzos desplegados por la Administración para garantizar el Estado de derecho en Haití".

En las últimas semanas, varias organizaciones nacionales e internacionales de defensa de derechos humanos alertaron sobre la situación de derechos humanos y de seguridad humana en Haití.

Del mismo modo, evocaron prácticas del Gobierno que no se corresponden con el proceso democrático, como el nombrar funcionarios del Ejecutivo para reemplazar a alcaldes elegidos, mientras que están retrasadas desde hace un año las elecciones legislativas parciales y locales.

También, el país ha sido sacudido por varios focos de disturbios que afectan el clima sociopolítico y a veces se producen manifestaciones violentas en diversas regiones.