El sector empresarial de Costa Rica destacó hoy el crecimiento económico del país en 2012, pero urgieron al Gobierno una reforma legal que permita una mayor generación eléctrica a compañías privadas con el fin de reducir su costo.

El presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada (UCCAEP), Jaime Molina, declaró hoy en una conferencia de prensa que la economía costarricense se ha comportado de buena manera este año con un crecimiento proyectado cercano al 4,5 %.

"A como está el mundo ahora, la situación (de la economía) de Costa Rica se la desearían muchos países", expresó Molina.

Sin embargo, el empresario afirmó que el Gobierno debe impulsar el próximo año reformas para reducir la cantidad de trámites burocráticos y ampliar la generación eléctrica, así como proyectos de infraestructura, especialmente carreteras.

Sobre energía, Molina aseguró que es necesaria la aprobación de la Ley General de Electricidad la cual pretende aumentar la participación privada en la generación y comercialización de energía.

Los empresarios temen incrementos de hasta un 30 % en las tarifas del próximo año a causa de atrasos en la construcción de proyectos hidroeléctricos del estatal Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y por déficit de lluvias en las represas, que obligarían a la generación más cara con combustibles.

Según el empresario, la participación privada favorecería a los consumidores con precios competitivos y permitiría que el país cubra el crecimiento de la demanda proyectado para los próximos años.

"Hay que duplicar la generación eléctrica en los próximos doce años si queremos tener un crecimiento económico anual del 6 % (del Producto Interno Bruto) y para eso se requieren unos 7.500 millones de dólares de inversión", dijo Molina.

El sector empresarial también abogó por una reactivación en la construcción de obra pública, sobre todo una carretera a la zona norte del país, otra en el Pacífico y varias de acceso a puertos y aeropuertos.

La UCCAEP presentó hoy una encuesta trimestral que mide la percepción y la confianza del sector en la economía del país, en la que mayor de 5 significa igual de bien que el mismo periodo del año anterior, mientras más de 7,5 se interpreta como mejor y menos de 5 es peor.

El estudio señala que el Índice Empresarial de Percepción, que mide la opinión de los entrevistados sobre el trimestre recién concluido (de julio a septiembre), se ubicó en un 5,3, y el Índice Empresarial de Confianza, que mide las expectativas para el próximo trimestre, llegó a 6,3.

La encuesta se aplicó del 1 al 15 de octubre a presidentes, gerentes generales o financieros de 505 empresas, tiene un margen de error del 5,6 % y un nivel de confianza del 95 %, según la ficha técnica.