El actual sistema de luces de los taxis neoyorquinos para indicar si están disponibles u ocupados será modificado por otro que resulte más sencillo para los turistas y se suprimirá la lista con las tarifas que hasta ahora llevaban en las puertas, pues esa información está disponible ya en pantallas.

La comisión de Taxis y Limusinas de Nueva York introducirá cambios en la flota de 13.000 automóviles amarillos para adaptarla paulatinamente a los nuevos tiempos.

Una de las novedades más significativas, según puede verse hoy en la página web de la comisión, será la modificación del sistema de alumbrado que hasta ahora informaba desde el techo de los taxis de si éstos se hallaban ocupados o disponibles, que algunos tachaban de "confuso".

Con el sistema actual un taxi puede estar libre, ocupado o ambas cosas a la vez. En este último caso el pasajero puede negociar con el conductor una carrera y éste decide si le sale a cuenta o no.

Ahora sólo habrá dos posibilidades de luces: disponible o fuera de servicio, para que a los turistas les sea más fácil desentrañar este lenguaje que muchas veces sólo resultaba comprensible para los propios neoyorquinos.

Además, la información de las tarifas que hasta ahora exhibían los taxis más antiguos en la puerta de los pasajeros se eliminará, ya que la comisión la considera "superflua" desde la instalación en el respaldo de los asientos delanteros de unas pantallas que suministran estos datos.

También se está estudiando que el método tradicional de pedir un taxi a mano alzada se modernice introduciendo las nuevas tecnologías, mediante aplicaciones de los teléfonos inteligentes que permitan solicitar el servicio electrónicamente para evitar las disputas a pie de calle para lograr meterse en uno de estos codiciados vehículos amarillos.

Esta medida se enfrenta a la prohibición municipal de acordar desplazamientos con antelación con los taxis amarillos, un servicio que sólo ofrecen los de carrocería negra.

Estas innovaciones se encuadran dentro de un plan aprobado en septiembre sobre el llamado "Taxi del Mañana" en la ciudad, que incluye la remodelación completa de la flota de vehículos, que habrán de uniformarse para finales del año próximo adoptando un único modelo de automóvil, el Nissan NV200.