El 80 por ciento de los simpatizantes de la UMP francesa quiere una nueva votación para elegir al presidente de la formación tras las primarias entre François Fillon y Jean-François Copé, oficialmente ganadas por este último, según una encuesta publicada hoy por "Le Figaro".

Si la pregunta se extiende al conjunto de los franceses, el 78 % opta por que vuelvan a convocarse elecciones internas del principal partido de la derecha y de la oposición, que en 2007 llevó a Nicolas Sarkozy al Palacio del Elíseo.

El sondeo muestra también que ambos dirigentes salen perjudicados de la crisis, pues el 48 % de los simpatizantes de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) y el 56 % del conjunto de la población cree que tanto Fillon como Copé son responsables de ella.

Copé, que hasta los comicios celebrados hace doce días ocupaba el puesto de secretario general de la UMP, sale más tocado, ya que el 35 % de los simpatizantes del partido le considera responsable de la fractura, frente al 17 % que señala al exprimer ministro Fillon.

Entre el conjunto de franceses se repiten los patrones, con un 35 % de encuestados que culpa a Copé, más a la derecha, frente a un 9 % que señala a Fillon, más populista.

El sondeo fue realizado entre los pasados 28 y 29 de noviembre por OpinionWay por método de cuotas y sobre una muestra representativa de 1.007 franceses.