Los ganadores de Oscar honorarios en la 4a entrega anual de los Premios de los Gobernadores incluyen a un doble que sufrió 56 fracturas a lo largo de su carrera, un documentalista con una trayectoria de seis décadas, al fundador del American Film Institute (Instituto de Cine Estadounidense) y a un filántropo que ha recaudado cientos de millones de dólares para las artes, la educación y causas relacionadas con la salud.

Hal Needham, D.A. Pennebaker, George Stevens, Jr., y Jeffrey Katzenberg recibirán sus premios de la Junta de Gobernadores de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas el sábado en una ceremonia privada en el Hollywood and Highland Center. Fragmentos de la cena no televisada podrían incluirse en la próxima entrega de los Premios de la Academia, el 24 de febrero.

A continuación una mirada a los agasajados:

___

HAL NEEDHAM estaba al volante de un auto a 10 metros de tierra cuando se dio cuenta que se había excedido en la carga de pólvora del cañón utilizado para volcar el vehículo en la película "McQ", de John Wayne, en 1974. Needham sufrió fractura de columna y una costilla se le clavó en el pulmón, pero así y todo pensó que su invento había sido todo un éxito.

"Comprimí bien la pólvora y fue una manera muy elegante de volcar un auto", dijo el doble de 81 años en una entrevista reciente.

El veterano actor de escenas peligrosas e inventor, luego guionista y director de películas de acción como "Smokey and the Bandit", ganó el premio a la ciencia e ingeniería de la Academia en 1986 por The Shotmaker Elite, una grúa con cámara equipada con generador propio.

"Eso demuestra que no hace falta ser la persona más inteligente del mundo para descubrir qué funciona y qué no", dijo.

Dejó de trabajar como doble en 1977 cuando dirigió "Smokey", un trabajo que constituye uno de sus mayores orgullos.

Desde hace un año, Needham ha estado recorriendo Estados Unidos para promover sus memorias, "Stuntman!: My Car-Crashing, Plane-Jumping, Death-Defying Hollywood Life."

Dijo que sufrió "un pequeño shock" al enterarse de que recibiría un Oscar honorario: "Nunca pensé que alguien como yo, con mi trayectoria, nunca pensé que llegaría a esto, pero me alegra que sucediera".

Con todo, dice que los dobles no deben recibir un reconocimiento anual de la Academia, como han sugerido algunos.

"Los dobles aportan mucho a la industria cinematográfica, sobre todo en películas de acción, pero si le dan un Oscar a un doble que apareció en lugar de una estrella, creo que eso le resta valor a la estrella", opinó.

___

D.A. PENNEBAKER realiza documentales desde 1953 y fue nominado a un Oscar por "The War Room", de 1993. Aún así se siente abrumado por el reconocimiento.

"Es como un cruce entre un premio Nobel y ser el cuarto bate de los Yanquis de Nueva York", dijo en una entrevista desde su casa en Nueva York.

El realizador de 87 años dijo que siempre ha estado "un poco inseguro sobre la idea de que las películas o cualquier obra de arte compita con otra obra de arte", pero entiende que los premios son en última instancia algo bueno para el negocio.

"Cualquier cosa que se pueda hacer por incrementar la consciencia de estos (documentales) — incluso otorgarme un Oscar — es probablemente últil. Pero de algún modo es como darle a alguien un alce", dijo. "No estás seguro qué hacer con él, ¡pero está ahí! ... Especialmente para los directores, cuando uno gana un Oscar, se te queda en la cabeza y dices, '¿Ahora qué vas a hacer?'''.

Pennebaker y su esposa y socia desde hace 30 años, Chris Hegedus, trabajan actualmente en un proyecto "que algunas personas opinan que es ridículo y que a nosotros nos parece realmente fantástico" sobre un abogado que espera lograr que se declare legalmente a un animal oprimido como una persona. El realizador de la cinta de Bob Dylan de 1967 "Don't Look Back" también considera un próximo proyecto musical con la banda estadounidense de rock alternativo Yo La Tengo.

___

GEORGE STEVENS, JR., tenía 11 años cuando asistió a su primera ceremonia de los premios Oscar, y no estaba muy emocionado al respecto.

"Me perdí un partido de béisbol muy importante del equipo de Hollywood Stars porque mi madre me dijo que yo iba a aceptar un premio" si su padre, el director George Stevens, ganaba por "The More the Merrier", de 1943. La ganadora fue "Casablanca", que se llevó los premios a mejor película, director y guion.

Su segunda experiencia en los Oscar fue mejor: estaba con su padre cuando éste ganó por dirigir "A Place in the Sun" de 1951.

"En el auto camino a casa, el Oscar estaba sentado entre nosotros, y yo era joven y estaba bien contento", recordó Stevens, de 80 años. "(Mi padre) me sonrió y me dijo, 'En unos 25 años tendremos una mejor idea de qué tipo de filme es este'. Y eso me afectó. Se refería a la prueba del tiempo".

Stevens decidió dedicarse a honrar y preservar proyectos como ése. Fue uno de los fundadores del Instituto de Cine Estadounidense en 1967 y de la ceremonia de los premios del Centro Kennedy 10 años después.

"Estoy encantado de que la junta de gobernadores me haya seleccionado, en parte porque comparto tantos valores con ellos en términos de calidad y preservación fílmica y de oportunidades para entrenar a nuevos cineastas", dijo Stevens. "Eso lo hace especialmente grato".

Stevens, nominado a un Oscar por su propio cortometraje documental en 1963, también continúa haciendo películas. Actualmente trabaja con su hijo en un documental sobre el caricaturista político ganador del Premio Pulitzer Herblock.

___

JEFFREY KATZENBERG dice que en realidad no merece el Premio Humanitario Jean Hersholt, el reconocimiento de la academia a las contribuciones filantrópicas.

"Lo único que hice fue pedirle a los demás, y ellos son quienes lo hicieron", dijo el jefe de DreamWorks Animation en una entrevista, al minimizar humildemente los más de 200 millones de dólares que ha ayudado a recaudar como presidente del Motion Picture and Television Fund y los millones más que ha donado de su propio dinero para apoyar las artes, la educación y el cuidado de la salud.

"Siento que este premio es de ellos", dijo el ejecutivo de 61 años, "y siento que lo acepto en nombre de mi propia comunidad porque ellos son los que han respondido y me han permitido tener éxito en el apoyo de todas estas maravillosas organizaciones benéficas".

Katzenberg aprendió a ser caritativo de sus padres, a quienes describió como "donantes generosos". Como un joven profesional, siguió los ejemplos de Lew y Edie Wasserman, quienes le presentaron el Motion Picture and Television Fund, y al filántropo de toda la vida Kirk Douglas, a quien Katzenberg llamó "una gran inspiración".

Katzenberg fue nominado a un Oscar como productor de "Spirit: Stallion of the Cimarron" de 2002, pero dice que sus momentos de mayor orgullo derivan de su filantropía:

"El más emotivo y má trágico y, de algún modo el más gratificante para mí en lo personal fue este increíble teletón que organizamos después del 11 de septiembre, donde todo el talento de las industrias del cine y la televisión y la música se juntó para dar un concierto de dos horas sin precedentes".

__

Sandy Cohen está en Twitter como www.twitter.com/APSandy