Un jurado de Nueva York declaró hoy culpable a Renato Seabra, de 23 años, de matar intencionadamente a su compatriota, el conocido periodista televisivo luso Carlos Castro, en una habitación de un hotel de Nueva York en 2011.

Según informó el fiscal de Manhattan en un comunicado, Cyrus Vance, "fue un crimen brutal y sádico, en el que Seabra apaleó, estranguló y mutiló a su víctima antes de asesinarla".

Tras la realización del juicio, que se inició a principios de octubre, el jurado declaró a Seabra culpable del cargo de asesinato en segundo grado y la sentencia se conocerá el próximo 21 de diciembre.

Los hechos ocurrieron el 7 de enero de 2011, después de que Seabra y la víctima viajaran a Nueva York desde Portugal para alojarse durante unos días en un hotel de Times Square.

Un empleado del hotel descubrió a la víctima desnuda en el suelo de la habitación con el cuerpo mutilado, y la autopsia reveló que la muerte de Castro, de 65 años, se debió a múltiples heridas en el cuello y la cabeza causadas con un objeto contundente.

Según señaló la Fiscalía, en el juicio quedó demostrado que Seabra agredió violentamente a Castro porque estaba "enfadado" porque la víctima decidió terminar con su relación.

Después de matarlo, el acusado se duchó, robó aproximadamente 1.600 dólares de la cartera de la víctima y marchó del hotel, relata la fiscalía.

Posteriormente Seabra, natural de la localidad portuguesa de Cantanhede, estuvo recluido en la unidad psiquiátrica del hospital Bellevue de Manhattan y según la fiscalía, al ser detenido confesó que había asesinado a Castro.

"Es especialmente trágico que Carlos Castro no sólo fuera traicionado por su amante despechado, pero además tuvo un final muy doloroso y violento lejos de su casa", afirmó Vance.

Durante el juicio, el abogado de defensa, David Touger, alegó al jurado que Seabra asesinó a Castro debido a "enajenación mental y psicosis".