El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, considera que la decisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas de reconocer a Palestina como miembro observador de la organización conlleva una petición para iniciar negociaciones de paz directas con Israel.

"La votación debe ser motivo para iniciar lo antes posible negociaciones de paz directas" entre Israel y Palestina, señala Westerwelle en un comunicado difundido hoy por su oficina.

Añade que "en la actual situación es necesario evitar que se produzcan endurecimientos permanentes" de las posiciones de ambas partes.

"En lugar de ello hay que dedicar todas las fuerzas a la búsqueda común de una solución justa" para la convivencia pacífica de dos estados, señala el jefe de la diplomacia alemana.

Asimismo, lamenta "que no se alcanzara una postura común por parte de la Unión Europea" con vistas a la votación en la Asamblea General de la ONU y asegura que "Alemania seguirá apostando con fuerza por la solución de los dos estados y una paz duradera en Oriente Medio".