Editoriales rusas pusieron hoy a la venta el primer libro digital autorizado sobre Pussy Riot, grupo punk ruso que saltó a la fama tras protagonizar una plegaria contra el presidente ruso, Vladímir Putin, en el principal templo ortodoxo.

El libro "Pussy Riot. La auténtica historia" narra "la historia de la formación del escandaloso grupo, la preparación y realización de la plegaria en la catedral de Cristo Salvador y el subsiguiente proceso judicial", informa en un comunicado Slon.ru, que editó en libro conjuntamente con FastBook Project.

"La autora, Vera Kichanova, conoce a muchos de los héroes de la historia. El libro se basa en recuerdos, entrevistas con las integrantes del grupo, tanto las detenidas como las que aún están en libertad, y muchos testigos", señala la nota recogida por las agencias locales.

Piotr Verzilov, marido de la más carismática de las chicas del grupo, Nadia Tolokónnikova, que cumple dos años de prisión, confirmó que la autora es amiga de su esposa.

"Este es un libro de autor, cuya publicación esperamos con impaciencia", dijo.

El libro digital se puede adquirir a partir de hoy en la tienda electrónica Litres.ru, mientras los que posean un iPad pueden comprar el libro a través de la aplicación del programa Fastbook Store.

Recientemente apareció otro libro sobre el grupo, pero la editorial lo retiró tras reconocer que había sido publicado sin permiso de las integrantes de Pussy Riot y que se trataba de un compendio de noticias y declaraciones recogidas en internet.

Coincidiendo con la salida a la venta del libro, hoy se supo que un documental sobre Pussy Riot será estrenado a mediados de enero próximo en el marco del prestigioso Festival de Cine Independiente de Sundance.

La marca Pussy Riot, grupo que ha sido incluido en la lista de personajes del 2010 por la revista norteamericana Time, ha traído la atención de un buen número de compañías de todo el mundo.

Según la prensa rusa, el intento de la esposa de uno de los defensores legales del grupo, Mark Feiguin, de registrar la marca para hacer negocio provocó la ruptura de las jóvenes con sus abogados.

A su vez, hoy mismo la Justicia rusa declaró extremista el vídeo con la plegaria de Pussy Riot, lo que, según la nueva Ley sobre Información, restringirá el acceso a dicho material en internet.

"Madre de Dios, echa a Putin", rezaba el vídeo que criticaba a la Iglesia Ortodoxa por pedir el voto para el líder ruso en vísperas de las elecciones presidenciales de marzo de este año.

En agosto, tres componentes del grupo fueron condenadas a dos años de prisión tras ser declaradas culpables de "gamberrismo motivado por odio religioso", aunque posteriormente una de ellas, Yekaterina Samutsevich, fue puesta en libertad condicional.