Jefes de Policía y responsables de cuerpos policiales de 29 países de América destacaron hoy la importancia del manejo de flujos de información en tiempo real para la captura de grandes delincuentes internacionales, muchos de ellos implicados en actividades de narcotráfico y otros delitos graves.

Gracias a estos intercambios de datos se ha conseguido capturar a 46 capos colombianos en diferentes países por medio de la coordinación y la colaboración policial, dijo el jefe de la Policía de Colombia, José Roberto León Riaño, sin precisar en qué periodo se efectuaron estos arrestos.

El jefe policial colombiano es también el presidente de la Comunidad de Policías de América (Ameripol) organización continental que hoy celebra en Santo Domingo su quinta cumbre para intercambiar experiencias y poner en común las estrategias más avanzadas en la lucha contra el crimen organizado trasnacional.

León Riaño dio otros ejemplos sobre los resultados del intercambio de información en la captura de delincuentes, como el de un criminal especializado en delitos electrónicos conocido como el "zar de la clonación de tarjetas bancarias", quien fue capturado gracias a estas técnicas.

El narcotráfico, el terrorismo y los delitos conexos fueron objeto de análisis de los expertos policiales durante la reunión, a la que asistieron, además, observadores de países invitados.

Bajo el título "Acción regional contra la delincuencia organizada trasnacional", los jefes y responsables policiales debatieron asuntos de interés común para las agencias policiales participantes.

Las cuatro reuniones anteriores de Ameripol tuvieron lugar en Chile (2008); Brasil (2009); México (2010) y El Salvador (2011), donde se designó a la República Dominicana como sede para el evento de este año.

La organización policial se creó en 2007, durante el Tercer Encuentro de Jefes de Policías de Latinoamérica y el Caribe, celebrado en Bogotá (Colombia) a propuesta de la Policía Nacional de ese país, cuyo jefe, José Roberto León, es el presidente de la institución regional.