Los países del Foro del Caribe (Cariforo) se dieron cita hoy en Santo Domingo para profundizar sus esfuerzos de integración regional, encaminados a elevar la presencia de sus exportaciones en los mercados internacionales y aumentar su crecimiento económico.

El canciller dominicano, Carlos Morales Troncoso, anfitrión del encuentro, dijo hoy que "para relanzar el Cariforo política y económicamente" será necesaria una verdadera unión de sus miembros "por encima del peso que cada uno representa individualmente".

"Lo haremos si es que estamos dispuestos a luchar exitosamente por nuestros intereses institucionales multilaterales y lo haremos si es que estamos dispuestos a preservar y mejorar la presencia de nuestras exportaciones en los mercados", declaró el ministro.

Troncoso habló así en el acto central de la Vigésima Reunión del Consejo de Ministros del Cariforo, que concluirá mañana y en la que están representados quince países.

El Cariforo está formado por los países caribeños signatarios de los acuerdos de Lomé, de los que también son firmantes naciones africanas y asiáticas.

El secretario general del Cariforo, cargo que recae en el secretario general del Caricom, en este caso Irwin Larocque, de Dominica, afirmó que aún en medio de la depresión global que afecta de manera especial a las pequeñas y vulnerables economías caribeñas, los pasos para implementar de manera efectiva el Acuerdo de Asociación Económica con la Unión Europea avanzan día a día.

"Esto es, de hecho, una demostración del compromiso que hemos asumido los Estados del Cariforo", indicó Larocque, quien aseguró que la relación con la Unión Europea "ha madurado y se ha expandido a través de los años para beneficio mutuo".

El contrapunto a los votos en favor de la integración y de los esfuerzos de unidad lo puso el presidente dominicano, Danilo Medina, quien advirtió de la necesidad de aplicar un enfoque social a las políticas para dinamizar la económica.

Medina pidió a los ministros que sean "audaces" en la búsqueda de "acuerdos económicos justos que prioricen a las personas".

Dijo que es el momento de "repensar" las relaciones entre los países de este bloque caribeño "a la luz del diálogo franco y abierto" y de "impulsar una agenda social conjunta" para los pueblos de la región.

El mandatario, en ese sentido, se mostró partidario de realizar los esfuerzos necesarios para "responder a las importantes demandas sociales que aún reclaman" las sociedades de la región.

"La riqueza, el crecimiento económico y el aumento del producto interno bruto son variables importantes", pero pierden su significado si no se transforman "en bienestar, en oportunidades y en justicia social para nuestro pueblo", dijo el gobernante.

Avanzó que, por su parte, promoverá en todos los ámbitos internacionales acuerdos que dinamicen la economía y lleven aumentos de ingresos "a todas las capas de la sociedad".

En el acto inaugural estuvieron también presentes el director general del Servicio de Acción Exterior de la Unión Europea, Christian Leffler, y los ministros dominicanos de Industria y Comercio, José del Castillo, y de Economía, Planificación y Desarrollo, Temístocles Montás.

En el encuentro está previsto abordar la implementación del EPA, la reforma a la gobernabilidad del Cariforo y la participación en esquemas de cooperación e integración como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

República Dominicana ocupa en la actualidad la presidencia de turno del Cariforo, un espacio de diálogo político y cooperación creado en octubre de 1992 con el propósito de coordinar la ayuda financiera proveniente de la Unión Europea a los países caribeños signatarios de las convenciones de Lomé (Togo).

El Cariforo está integrado por Jamaica, Haití, Trinidad y Tobago, Barbados, Guyana, Santa Lucía, Antigua, Dominica, Granada, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y Granadinas, Belice, Surinam, Bahamas y República Dominicana.