Acérrimos adversarios en la campaña hace unas semanas, el presidente Barack Obama y el ex candidato republicano Mitt Romney almorzaron juntos el jueves en la Casa Blanca con la mirada puesta en los intereses comunes en lugar de las drásticas diferencias que definieron su contienda presidencial.

En su primera reunión desde los comicios del martes 6 de noviembre, Obama y Romney se reunieron en el comedor privado de la Casa Blanca, cita en la que el mandatario cumple la promesa que hizo en su discurso de aceptación de la victoria la noche de la jornada electoral.

Romney llegó solo y se fue poco más de una hora después.

El vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, informó que Obama no tenía una agenda específica para el encuentro, pero dijo que el presidente quería conversar sobre las ideas de Romney para hacer que el gobierno sea más eficiente.

Obama ha propuesto unificar algunas funciones del gobierno relacionadas con empresas y ha pedido al Congreso facultades para emprender la reorganización de algunas secciones ejecutivas.

"El presidente notó que el (ex) gobernador (de Massachusetts) Romney hizo un magnífico trabajo de coordinación de los Juegos Olímpicos (de Invierno de 2002 en Salt Lake City), y que ese conjunto de habilidades se presta para ideas que podrían hacer que el gobierno federal trabaje mejor, lo cual es una de las cosas que al presidente le apasionan", declaró Carney.

Gente cercana al presidente dijo que Obama se puso en contacto con el equipo de Romney poco antes del Día de Acción de Gracias para acordar la reunión.

Antes de acudir con el presidente, Romney se reunió con Paul Ryan, el legislador por Wisconsin que fue su compañero de fórmula, para hablar de las negociaciones para alcanzar un acuerdo sobre el presupuesto en el Congreso.

El encuentro entre Obama y Romney ha sido el más extenso que han tenido en privado hasta la fecha. Antes sólo tuvieron algunos breves intercambios previos a las elecciones. Incluso después de que sus destinos políticos se cruzaron, sus interacciones estuvieron principalmente confinadas a los tres debates presidenciales.

Desde que perdió las elecciones, Romney había desaparecido virtualmente de la vida pública, y ha pasado la mayor parte del tiempo con su familia en California.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino