Seis civiles murieron hoy en un atentado suicida perpetrado en la región tribal de Waziristán del Sur, en el oeste de Pakistán, que tenía como objetivo a un destacado líder talibán, informó a Efe una fuente oficial.

El ataque ocurrió pasado el mediodía local en el bazar de la localidad de Wana, cuando un suicida se acercó a pie al vehículo en el que circulaba el mulá Nazir, cabecilla insurgente de la región, e hizo estallar una carga explosiva que hirió al comandante talibán.

Una fuente del organismo de coordinación de las áreas tribales en la cercana localidad de Peshawar detalló poco después del ataque, que dejó nueve heridos, que no ha habido ninguna reivindicación y que tras la explosión se desató un intenso tiroteo.

El mulá Nazir encabeza una de las principales facciones de los talibanes paquistaníes (agrupadas bajo las siglas TTP), pero medios locales recordaron que ha mantenido fuertes diferencias con otros líderes de la insurgencia integrista por el control del movimiento.

Nazir, además, ha centrado sus esfuerzos en hostigar a las tropas de la OTAN en Afganistán y se ha desmarcado de los ataques a fuerzas de seguridad paquistaníes, lo cual le ha valido el calificativo de talibán 'bueno' por parte del aparato de seguridad en Islamabad.

A media tarde se desconocía el alcance de las heridas que haya podido sufrir el comandante insurgente, quien perdió a su hermano y también miembro de la insurgencia hace un año, tras un bombardeo con avión no tripulado por parte de EEUU.

Las demarcaciones de Waziristán del Sur y Waziristán del Norte son los principales feudos del movimiento talibán paquistaní y de otras organizaciones integristas que lanzan ataques a ambos lados de la frontera entre Afganistán y Pakistán.