La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) declaró culpable a la República Dominicana por la muerte, a manos del Ejército, de siete inmigrantes haitianos que iban en un camión el 18 de junio de 2000, informó hoy ese tribunal.

"El Estado (dominicano) violó el derecho a la vida" de los siete inmigrantes haitianos por el uso ilegítimo, innecesario y desproporcionado de la fuerza contra ellos, indica el fallo de la CorteIDH, publicado hoy en su página de internet.