La comunidad palestina en Chile, la mayor colonia fuera del mundo árabe, celebró hoy que "se haya hecho justicia", al ser reconocida Palestina como Estado observador por parte de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Ataviados con la "hatta", el pañuelo tradicional palestino, con banderas de Palestina y música árabe de fondo, cerca de un centenar de chilenos de ascendencia palestina, políticos de diferentes ideologías, autoridades religiosas y simpatizantes de esta causa se dieron cita en la sede del Congreso Nacional en Santiago, en un acto organizado por la embajada de Palestina en Chile.

"Estamos muy contentos. Después de tanto esperar, la comunidad internacional dio justicia al pueblo palestino", afirmó a Efe Mai Al Kaila, embajadora palestina en el país austral.

A su vez, Al Kaila indicó sentirse "muy agradecida al Gobierno de Sebastián Piñera y al pueblo de Chile" por el apoyo recibido.

Instantes antes del comienzo de la ceremonia, se escucharon los himnos de Chile y Palestina, durante el cual algunos de los presentes levantaron los dedos índice y corazón en señal de victoria.

Entre los participantes al acto, que duró casi una hora, se encontraba la senadora socialista Isabel Allende, que señaló a Efe que el nuevo estatus de Palestina es "un gran triunfo de la democracia sobre la guerra, sobre la ocupación".

"Es el primer paso de lo que legítimamente debiera ocurrir, que es el reconocimiento de Palestina como Estado miembro pleno de las Naciones Unidas", dijo la senadora, hija del presidente Salvador Allende (1970-1973), que llevaba puesta una chaqueta que Arafat le regaló en Túnez en los años noventa.

Por su parte, el diputado Iván Moreira, de la conservadora Unión Demócrata Independiente (UDI), indicó que la aceptación de Palestina era "un revés al mal" y "una victoria de la libertad".

"Cada voto en Naciones Unidas es un ladrillo menos en un muro que se derrumba, en un país que es ocupado como es Palestina, y donde nace la esperanza, la esperanza de la libertad del fin de la ocupación", afirmó Moreira entre aplausos.

La celebración finalizó con los asistentes de pie ondeando sus banderas y con vítores a favor de Palestina y de la justicia.

La Asamblea General de las Naciones Unidas aceptó hoy a Palestina como Estado observador no miembro por 138 votos a favor, 9 en contra y 41 abstenciones.

Chile reconoció a Palestina como un Estado "libre, independiente y soberano" el 7 de enero de 2011.

Con ese anuncio, la nación austral se unió a otros países latinoamericanos que unas semanas antes decidieron reconocer oficialmente a Palestina como un Estado independiente dentro de las fronteras de 1967.

En Chile se encuentra la mayor comunidad palestina fuera del mundo árabe, con unos 400.000 miembros, que en su mayoría son descendientes de personas que emigraron a lo largo del siglo XX, profesan la religión católica y tienen un buen estatus social.