Autoridades al sur de México informaron el jueves que una activista ecologista y su hijo fueron asesinados a bordo de un vehículo todo terreno en la región montañosa del estado de Guerrero.

La Procuraduría General de Justicia de aquel estado dijeron que investigan los homicidios de Juventina Villa Mojica, quien era dirigente de campesinos ecologistas de la comunidad La Laguna, y su hijo Reynaldo Santana Villa.

Villa y su hijo viajaban de la comunidad a otro pueblo aledaño en un vehículo todo terreno resguardados por 10 policías estatales, cuando se separaron para hacer una llamada telefónica en la parte alta de un cerro, dice el comunicado de la fiscalía enviado el jueves. Fue ahí, donde hombres armados dispararon el miércoles contra la activista y su hijo, quienes murieron en el ataque, informaron autoridades.

"Esta situación, permitió que los agresores los sorprendieran pues al parecer ya los estaban esperando, lo cual trajo como consecuencia que fallecieran en el mismo momento del atentado", dice el comunicado.

Medios locales informaron que a principios de noviembre la activista ya había denunciado a autoridades estatales por el asesinato de dos de sus sobrinos y amenazas contra campesinos del pueblo La Laguna, 280 kilómetros al sur de la Ciudad de México.