La extenista argentina Gisela Dulko, quien hace unas semanas anunció su retiro del circuito profesional, ha aseverado que lo más destacado e "inolvidable" de su carrera profesional ha sido alcanzar el número uno en dobles junto a su mejor amiga, la italiana Flavia Pennetta.

En una entrevista concedida a Madrid-Open.com, Dulko, 27 años, ha hecho un repaso y un balance de su vida profesional, además de argumentar los motivos que la llevaron a abandonar la actividad.

Según ha explicado, tomó la decisión de dejar el tenis debido a que, tras 15 años de "plena dedicación", ya no era una de las "prioridades" de su vida.

"Mi cabeza ya no estaba al cien por ciento en el tenis y para ser una deportista profesional, tu deporte tiene que ser tu auténtica prioridad", ha subrayado.

Dulko, quien ha afirmado que ahora dedica su "tiempo" a su familia, ha reconocido que está intentando "adaptarse" a su nueva vida, pero que por el momento está "disfrutando" de no tener ninguna obligación.

Sobre los mayores logros de su carrera, Dulko ha reconocido que la decisión de jugar a "tiempo completo" junto a su amiga Penetta desde 2010 fue su "mejor acierto".

"Fue increíble, ganamos siete torneos, incluido el Masters, y poco después el Abierto de Australia, nos fue mejor de lo que imaginábamos", ha admitido.

Dulko ha revelado que jamás imaginó llegar tan alto en el tenis y que a los 7 años, cuando tomó la decisión de jugar al tenis de forma profesional, sólo pensaba en divertirse, en jugar en los mejores estadios contra las mejores.

Respecto a la actualidad del tenis femenino argentino, Dulko ha admitido que está atravesando un momento "difícil", por lo que es una "incógnita" saber qué va a pasar a futuro.

"No hay muchas jugadores, ahora que yo no juego voy a tratar de ayudar en lo que pueda para que eso cambie", ha manifestado.