El Gobierno de Filipinas rechazará conceder el visado de entrada a su territorio a aquellas personas de nacionalidad china que presenten los nuevos pasaportes en los que se incluye un mapa con los territorios del Mar de China Meridional que se disputan ambos países, informan hoy los medios locales.

"A través de esta acción, Filipinas refuerza su protesta contra la excesiva demanda de China sobre la soberanía de casi todas las islas del Mar de China Meridional", indicó el ministerio de Asuntos Exteriores de Filipinas en un comunicado emitido el miércoles.

El departamento de Exteriores también aclaró que el personal de inmigración sellará "un formulario separado de solicitud de visa" en lugar del nuevo pasaporte chino.

El polémico mapa impreso en los nuevos pasaportes, conocido como las "nueve líneas", incluye el 90 por ciento del Mar de China Meridional, donde se encuentran las islas Spratly, que Filipinas reclama de manera parcial, y los atolones Scarborough cuya soberanía se disputan ambos países.

Las tensiones en Scarborough, que China llama Huangyan y Filipinas Panatag, rebrotaron el 10 de abril cuando dos embarcaciones chinas se enfrentaron a un buque militar filipino que había interceptado a unos pescadores chinos por faenar ilegalmente.

Filipinas defiende que esos islotes, situados a 230 kilómetros al oeste de la isla de Luzón y a 1.200 kilómetros de la costa china, se encuentran en sus aguas territoriales.

Pekín sostiene que el Mar de China Meridional le ha pertenecido históricamente.

El Gobierno filipino explicó que su decisión de rechazar los nuevos pasaportes con el polémico mapa se debe a que su sellado podría ser "mal interpretado" como una legitimación de la soberanía china sobre esta zona.

Filipinas es el segundo país, tras Vietnam, que se ha negado a estampar su visado en el nuevo pasaporte del país comunista, que también ha creado reacciones contrarias en otros países como India, Malasia o Taiwán.

A principios de semana, Vietnam afirmó que no aceptará los nuevos pasaportes de China en los puestos fronterizos de inmigración donde el documento serán sellado como "inválido-cancelado".

Filipinas y Vietnam enviaron la semana pasada cartas de protesta a las delegaciones diplomáticas chinas en sus países por la inclusión en los nuevos pasaportes de este país de mapas que incluyen los disputados territorios en el Mar de China Meridional.

Además de estos contendientes, los Gobiernos de Brunei, Malasia y Taiwan también reclaman parte de los territorios del Mar de China Meriodional, mientras China reclama casi en su totalidad.

El Mar de China Meridional se asienta sobre codiciadas reservas de gas aún por explorar, en los archipiélagos Paracel y Spratly, además de ser un importante caladero de pesca y acoger una de las principales rutas marítimas.

Las naciones contendientes apelan a una solución diplomática para evitar conflictos, aunque en el pasado los enfrentamientos llegaron a saldarse con violentos combates, principalmente entre China y Vietnam.