El Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) absolvió hoy de crímenes de guerra y de lesa humanidad al exprimer ministro kosovar Ramush Haradinaj y a otros dos guerrilleros kosovares, Idriz Balaj y Lahi Brahimaj.

Los jueces concluyeron que la fiscalía no presentó pruebas suficientes para demostrar que los tres acusados estaban implicados en un "plan criminal" común para proceder a una limpieza étnica en Kosovo.

"La fiscalía no ha presentado pruebas directas para demostrar que los crímenes fueron cometidos como parte de un plan criminal común en el que participaron los tres acusados", indicó la sentencia.