El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, impondrá hoy a su homologo israelí, el saliente Ehud Barak, la mayor condecoración que concede el Pentágono, durante un encuentro en el que ambos discutirán la reciente crisis en Gaza.

El Pentágono concederá a Barak la medalla por su distinguido servicio público, poco antes de que ambos celebren una rueda de prensa en la que informarán de sus conversaciones sobre la marcha del alto el fuego acordado por Hamás e Israel, con la mediación de Egipto y EE.UU.

Washington se ha mostrado al lado de su aliado durante el conflicto y ha defendido el derecho de Israel a defenderse de los lanzamientos de cohetes desde la franja de Gaza, que causaron la muerte de cuatro civiles israelíes y dos militares durante los ocho días de intercambio de ataques.

El conflicto se desencadenó con la muerte en un ataque aéreo israelí del jefe militar de Hamás. La respuesta de Israel al lanzamiento de cohetes desde la franja de Gaza dejó unos 158 muertos palestinos.

Barak, que esta semana dijo que tiene pensado retirarse de la política tras las elecciones del 22 de enero en Israel, podría tratar con Panetta el temor constante de que Irán sea capaz de crear un arma nuclear.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha mantenido una relación tensa con la administración de Barack Obama, a quien ha pedido una postura que deje clara las líneas rojas para Teherán.

Otro de los asuntos clave es el conflicto armado en Siria contra el régimen de Bachar al Assad y la posibilidad que Washington asista de manera más decisiva a la oposición, así como la inestabilidad en Egipto, aliado de Tel Aviv y Washington.

Además, la visita de Ehud Barak a Estados Unidos coincide con la votación hoy en Naciones Unidas para decidir si la Autoridad Nacional Palestina es aceptada como estado observador.

Previsiblemente la resolución se aprobará, con lo que los palestinos pasarán de ser una "entidad" a ser un "estado no miembro" de la ONU.