Las marcas de lujo españolas mostraron hoy en Nueva York la pujanza del sector a pesar de la crisis del país y destacaron la aportación que hacen a la economía gracias a su orientación exportadora.

El Círculo Fortuny, que agrupa a una veintena de empresas o grupos de firmas, explicó en la ciudad de las rascacielos su trabajo en apoyo de la creación de "una Marca España muy fuerte", según afirmó en rueda de prensa el presidente de la entidad, Carlos Falcó.

Explicó que el conjunto de las empresas de la asociación están en una situación "mucho mejor" que hace cinco años a pesar de la crisis en España, dado que se orientan claramente hacia la exportación con una apuesta por nuevos mercados sobre la base de la alta calidad.

"No podemos competir en los bajos precios de China o India. Tenemos que competir con la excelencia", incidió Falcó, quien señaló como ejemplo que su bodega exporta actualmente el 82 % de la producción y que el fenómeno es similar en las demás empresas del círculo.

Falcó resaltó que las empresas de lujo están creando empleo en España en los últimos años. En este sentido, una representante de Loewe recordó que próximamente se inaugurará una nueva factoría de la marca en Getafe, con la creación de varios cientos de puestos de trabajo.

Se calcula que el sector del lujo mueve en España unos 5.000 millones de euros (unos 6.400 millones de dólares).

El círculo, fundado en 2011 y nombrado en homenaje a Mariano Fortuny Madrazo, se inscribe en la línea de grupos nacionales de marcas de lujo que existen en otros países de Europa, como el "Comité Colbert" francés, la fundación italiana "Altagamma" y el "Meisterkreis" de Alemania.