El juez Brian Leveson presenta hoy su muy esperado informe sobre la reforma reguladora de la prensa del Reino Unido, tras el escándalo de las escuchas telefónicas practicadas por el desaparecido dominical "News of the World".

El magistrado, cuya investigación ha durado ocho meses, divulgará su informe sobre "la cultura, la práctica y la ética" periodística sobre las 13.30 GMT en el centro de conferencias "Queen Elizabeth II", en el barrio londinense de Westminster.

Una hora y media más tarde, el primer ministro británico, David Cameron, hará una declaración en la Cámara de los Comunes, en la que dará su respuesta a las recomendaciones que haga Leveson sobre la mejor manera de regular los medios de comunicación para que no vuelvan a repetirse las ilegalidades practicadas por la prensa.

La pesquisa que ha presidido el juez fue encargada el año pasado por Cameron al revelarse que el "News of the World" había pinchado móviles de ricos y famosos para conseguir noticias exclusivas.

A raíz del escándalo, el magnate de la prensa Rupert Murdoch dispuso el cierre de su dominical el año pasado.

Durante los meses que ha durado la investigación, políticos, empresarios y famosos prestaron declaración, entre ellos el mismo primer ministro; el viceprimer ministro británico, Nick Clegg; el exjefe de Gobierno laborista Tony Blair, así como Rupert Murdoch, el actor Hugh Grant y la escritora JK Rowling, entre muchos otros.

Se espera que Leveson proponga entre sus recomendaciones un nuevo sistema de regulación de los medios de comunicación, como puede ser la creación de un organismo regulado por ley con mayores competencias que la actual Comisión de Quejas a la Prensa (PCC, siglas en inglés), condenada ya ineficaz.

El "News of the World" fue clausurado tras la detención de decenas de sus empleados por practicar escuchas.

Además de la investigación Leveson, la Policía Metropolitana de Londres (MET) realiza actualmente una investigación sobre los pinchazos y sobre sobornos de periodistas a autoridades a cambio de información, que ha provocado numerosas detenciones, entre ellas las de dos amigos de Cameron, su exjefe de prensa Andy Coulson y Rebekah Brooks, exdirectora del "Sun" y el "News of the world".