El ministro de Economía alemán, Philipp Rösler, defendió hoy la versión revisada del nuevo informe sobre riqueza y pobreza, calificada por voces críticas de "maquillada", al haberse eliminado párrafos alusivos al reparto desigual de la riqueza en el país.

El ministro liberal reconoció en declaraciones al programa matinal de la cadena pública ZDF que hay "diferentes puntos de vista" acerca de la situación social en Alemania por ejemplo entre su cartera y la ministra de Trabajo, la cristianodemócrata Ursula von der Leyen.

"Ella tiene otra idea al respecto, hemos vuelto a poner claramente sobre la mesa las cifras y hemos dicho que el desarrollo de los ingresos ha mejorado", subrayó.

Según el ministro, hay significativamente más empleados cotizando a la seguridad social "y eso, evidentemente, también debe quedar reflejado".

Rösler aseguró que Alemania se encuentra en la mejor situación de su historia.

"Y si (el informe) contiene pasajes que puedan dar a entender que a la gente le va mal, que existe una agitación social, lo que sea, entonces se estaría transmitiendo la impresión equivocada. Y por eso dije que lo que sí tenemos que hacer es reflejar la realidad", dijo al justificar la eliminación de determinados párrafos.

El borrador revisado del informe, añadió, es una versión del gobierno acordada conjuntamente.

También el portavoz del Gobierno, Steffen Seibert, había rechazado la víspera las acusaciones de maquillaje del borrador del nuevo informe sobre riqueza y pobreza, que aborda el desarrollo de la situación en Alemania entre 2007 y 2011.

En este período se han registrado "algunos desarrollos muy positivos, por ejemplo en lo que respecta a la reducción del desempleo, declaró Seibert, quien subrayó, además, que tampoco ha aumentado la brecha entre ingresos.

El reparto de los ingresos en Alemania es justo, señaló en alusión a la ausencia en la versión revisada del informe de la frase "las fortunas personales en Alemania están repartidas de forma muy desigual", párrafo que sí que aparecía en el primer borrador de septiembre pasado.

En la nueva versión tampoco figuran los comentarios alusivos a salarios crecientes entre los mejor pagados y decrecientes entre los peor remunerados, así como declaraciones sobre el sentimiento de injusticia entre la población y de cómo peligra la unidad social.

Según el portavoz del gobierno, tan pronto como el informe sea presentado, se podrá percibir que "dibuja una imagen realista sobre la pobreza y la riqueza en Alemania, consciente de las problemáticas existentes".