El abogado defensor, David Coombs, llamó hoy a testificar al soldado Bradley Manning, acusado de filtrar miles de documentos clasificados a WikiLeaks.

Se trata de la primera vez que el soldado, de 24 años, testifica en el proceso que la justicia militar ha abierto acusándole de 22 cargos, el más grave el de ayudar al enemigo. La de hoy es una audiencia previa al juicio, previsto para el 4 de febrero.