Estados Unidos insistió ante la Asamblea General de la ONU en que la resolución aprobada hoy para que la Autoridad Nacional Palestina tenga el estatus de Estado observador no miembro es "contraproducente".

"Es una resolución desafortunada y contraproducente, y por eso hemos votado en contra", afirmó la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Susan Rice, tras la votación, que aprobó el texto por 138 votos a favor, nueve en contra y 41 abstenciones.

Rice insistió en que la posición de Washington es que "el único camino para resolver ese asunto es a través de negociaciones directas entre las partes", en referencia al conflicto entre israelíes y palestinos.

"Es algo que han repetido ambas partes en los acuerdos existentes, que han sido apoyados en el pasado por la comunidad internacional", por lo que "nuestro objetivo" es que "vuelvan a sentarse a negociar", subrayó.

Por ello, pidió a las partes "que no caigan en nuevas provocaciones en Oriente Medio, en Nueva York o en cualquier otra parte del mundo".

La embajadora Rice insistió en que "durante décadas" Estados Unidos ha trabajado para alcanzar un acuerdo integral para "el largo y trágico conflicto en Oriente Medio", por lo que sigue dispuesto a apoyar "vigorosamente" a ambas partes en esa dirección.