La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, viajará la semana que viene a Bruselas para asistir a la reunión de ministros de Exteriores de la OTAN y se desplazará también a la República Checa, Irlanda e Irlanda del Norte.

Clinton anunció hoy el viaje en una conferencia en el centro de estudios Brookings en Washington, y el Departamento de Estado precisó más tarde en un comunicado los detalles de la visita, la trigésima octava que hace a Europa desde que ocupa el cargo.

La jefa de la diplomacia estadounidense llegará el próximo lunes a Praga (República Checa) para "reunirse con funcionarios checos y hablar sobre el fortalecimiento de la independencia energética checa, así como del impulso a los derechos humanos y el apoyo a las transiciones democráticas en el mundo", según el comunicado.

El martes 4, Clinton llegará a Bruselas (Bélgica) para la reunión de la OTAN, en la que hablará con sus homólogos europeos sobre "los actuales retos de seguridad en los Balcanes y las relaciones globales" de la alianza atlántica.

Dentro de la cumbre, participará en la reunión de la OTAN y el Consejo de Rusia el martes y en otra con la Comisión de Georgia de la organización el miércoles.

Además, los ministros de Exteriores se reunirán con funcionarios de la misión en Afganistán, la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), y representantes del Gobierno afgano, para "revisar del estado del plan de transición conjunto y debatir sobre la misión post-2014" en el país centroasiático.

Clinton también copresidirá en Bruselas el cuarto encuentro del consejo energético Estados Unidos-Unión Europea (UE).

El jueves 6, viajará a Dublín (Irlanda) para la reunión ministerial de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), donde debatirá "propuestas para fortalecer la capacidad" de la organización de "promover una seguridad integral en Eurasia" y se reunirá con representantes de la sociedad civil.

Se verá también con funcionarios irlandeses para "debatir sobre áreas de cooperación en la promoción de la paz, los derechos humanos y el crecimiento económico", y pronunciará un discurso sobre los logros de Estados Unidos en el apoyo a los derechos humanos en el mundo.

A continuación, viajará el viernes 7 a Belfast (Irlanda del Norte) para reunirse con funcionarios de esa región británica para hablar del "proceso de paz, la iniciativa trilateral EE.UU.-Irlanda de investigación y desarrollo, y las oportunidades económicas" para los norirlandeses.

Asistirá a un acto organizado por The Ireland Funds, una red de recogida de fondos que apoya programas de paz, reconciliación, cultura y desarrollo comunitario en Irlanda e Irlanda del Norte, de acuerdo con el comunicado.