El presidente saliente de México, Felipe Calderón, se despidió de sus conciudadanos en un mensaje por televisión en el que aseguró que termina su mandato satisfecho por haber actuado en cumplimiento de sus obligaciones.

"Me voy con la conciencia de haber actuado en cumplimiento de mi deber y responsabilidad al servicio de México", afirmó Calderón en un mensaje de tres minutos de duración transmitido por los canales de televisión.

"He trabajado para dejar una patria más fuerte, con un mejor sistema de justicia; más sano y con una economía sólida", añadió.

En el mensaje, con su voz en off y música de fondo, aparece Calderón con un semblante inusualmente serio, trabajando en su despacho, alternado con imágenes de ciudadanos, de su familia y, al final, saliendo de la residencia presidencial de Los Pinos.

Calderón termina su mandato a la medianoche de este viernes. Desde el primer minuto del sábado el nuevo jefe de Estado será Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien ganó en las elecciones del 1 de julio.

El mandatario saliente dijo que gracias a sus conciudadanos "México está de pie a pesar de haber vivido una de las crisis económicas internacionales más graves de la historia".

También agradeció a soldados, policías y funcionarios judiciales "por defender a las familias mexicanas", en alusión a la guerra contra el crimen organizado que dirigió en sus seis años de mandato.

"Gracias, porque cuando la patria los necesitó, ustedes dieron un paso adelante para defendernos", afirmó Calderón.

El gobernante, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), involucró a los militares en la lucha contra los cárteles de la droga ante la falta de preparación de las fuerzas policiales para combatir a esos grupos.

Esa intervención castrense ha recibido muchos elogios y críticas, y marcará su gestión. En ese combate han muerto más de 50.000 personas, en la mayoría de los casos por enfrentamientos entre grupos delictivos rivales.

"Gracias a los mexicanos por su comprensión, por las muy difíciles decisiones que tuvimos que tomar para hacer frente a tantos y tan complejos desafíos", señaló también Calderón, de 50 años.

"Más allá de mis capacidades y limitaciones, les aseguro que he puesto toda mi voluntad y mi entendimiento para construir el bien común de los mexicanos", agregó.

También deseó al Gobierno entrante "el mayor de los éxitos" ya que quiere que "le vaya bien a México".

"Muchas gracias y hasta pronto, México", finalizó.