Entre la prohibición de las corridas de toros en Cataluña y su protección en otras como Madrid, Valencia y Murcia, el hecho es que, según la estadística de asuntos taurinos de 2011 difundida hoy por Cultura, en España han aumentado tanto el número de toreros inscritos como el de festejos.

Cataluña prohibió los toros desde el 1 de enero de 2012 tras varios meses de debate y el cierre de la Monumental en septiembre del año anterior, mientras que Madrid, Valencia y Murcia las habían declarado en 2010 Bien de Interés Cultural (BIC).

Por comunidades autónomas, Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid concentraron el 77% de todos los festejos taurinos celebrados en 2011, y el 41% de las corridas de toros se programaron en Andalucía y Madrid.

La tasa de asistencia anual a toros -un indicador obtenido de la Encuesta de Hábitos y Prácticas Culturales del ministerio- se situó en el 8,5% de la población analizada (16.000 personas mayores de 15 años).

Esas tasas fueron más altas en los hombres (10,6%) que en las mujeres (6,4%) y la mayor tasa de asistencia se registró entre los más jóvenes y el grupo de edad que oscila entre los 35 y los 54 años.

Las personas que asisten a los toros también participan más de otras actividades culturales: mientras el 30,6% del conjunto de la población analizada visita museos esta proporción aumenta hasta el 37% entre los aficionados taurinos.

Lo mismo ocurre con la tasa de lectura que es del 64% frente al 58,7% del total de la población.

Estos incrementos son más acusados si la comparación se hace con la asistencia al teatro, que en el caso de las personas que también van a los toros es del 28,6% frente al 19% del resto, o a conciertos, el 41% frente al 30,2%.

La Estadística de Asuntos Taurinos 2011, recogida en el Inventario de Operaciones Estadísticas de la Administración del Estado y desarrollada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, indica que el total de profesionales taurinos inscritos en el Registro General de Profesionales Taurinos fue de 9.293.

Esa cifra supone un incremento interanual del 7,7%, y confirma, señala Cultura, la tendencia creciente observada en los últimos años.

Por categorías, el número de profesionales inscritos como matadores de toros fue de 756, el 8,1% del total; como matadores de novillos con o sin picadores fue de 2.881 (31%) y en la categoría rejoneadores, 366 (3,9%).

En lo que se refiere a banderilleros y picadores, el número de inscritos fue de 2.783, el 29,9% del total y los profesionales inscritos como toreros cómicos y mozos de espada, fueron 159 y 2.348, respectivamente (27%).

En términos interanuales, destacan los incrementos en la categoría matadores de toros en un 6,2%; de un 8,4% en la de matadores de novillos y en un 19,3% la de mozos de espada.

Sobre el número de empresas ganaderas de reses de lidia inscritas en 2011, la cifra fue de 1.391, es decir, 41 empresas más con respecto al año anterior, mientras que el de escuelas taurinas es de 42, las mismas que el año anterior.

En cuanto a la celebración de festejos taurinos, el año pasado se celebraron 2.290 festejos: 561 fueron corridas de toros (24,5%); 251 festejos de rejones (11%); 308 novilladas con picadores, (13,4%); 284 festivales, (12,4%) y 177 festejos mixtos, (7,7%).

Los restantes festejos celebrados, el 31%, se correspondieron con corridas mixtas con rejones, becerradas, novilladas sin picadores o toreo cómico.

Estos datos suponen que el número de festivales ascendió el año pasado un 13,6% con respecto al año anterior y que las novilladas sin picadores también subieron, un 7,6%.

Los datos de la estadística se han obtenido del Registro General de Profesionales Taurinos, del Registro de Empresas Ganaderas de Reses de Lidia y del Registro de Escuelas Taurinas; mientras que los datos relativos a espectáculos o festejos taurinos se han elaborado a partir de la información facilitada por las comunidades y ciudades autónomas.