El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó hoy que es "más urgente que nunca" intensificar los esfuerzos para lograr una paz "duradera" entre palestinos e israelíes y pidió "coraje y voluntad política" para salvar la solución de los dos estados y resolver el conflicto en la región.

"Es mas urgente que nunca que la comunidad internacional y las partes intensifiquen los esfuerzos para la paz", dijo Ban ante el Comité sobre los Derechos Inalienables del pueblo palestino, antes de que la Asamblea General de la ONU vote hoy una resolución que busca el reconocimiento de Palestina como estado observador.

El secretario general afirmó que la decisión de la Autoridad Nacional Palestina de pedir un cambio de su estatus en la ONU es un "asunto complejo" que corresponde decidir a los estados miembros, y subrayó que la prioridad debe ser "una paz duradera" que ponga fin a la ocupación y de paso a la creación de un estado palestino.

"Llamo a palestinos e israelíes a inyectar nueva vida al proceso de paz porque en estos momentos necesita reanimación", insistió Ban, quien dijo compartir con el resto de la comunidad internacional la "frustración" porque la solución de los estados a partir de las fronteras de 1967 "parece más distante que nunca".

En presencia del presidente palestino, Mahmud Abás, que encabeza la delegación de la ANP, el máximo responsable de la ONU indicó que la única manera de resolver los asuntos pendientes entre ambas partes es "a través de negociaciones directas" para preservar la viabilidad de la solución de los dos estados.

"No podemos perder esta nueva oportunidad para la paz", añadió el diplomático surcoreano, quien aseguró que la violencia no es el camino "porque solo lleva a más odio y más violencia" e indicó que es "crucial" que se mantenga el alto el fuego decretado la semana pasada en Gaza y el sur de Israel.

Ban reiteró que no puede haber más lanzamientos de cohetes desde Gaza ni hay justificación para nuevos ataques indiscriminados contra la población civil, y afirmó que la política israelí de asentamientos "debe concluir" porque, según dijo, es una violación de las leyes internacionales y la hoja de ruta.

La votación de hoy en la Asamblea General, que se espera a partir de las 15:00 horas (20:00 GMT), es el cuarto intento de las autoridades palestinas por lograr un mayor respaldo internacional desde que la ONU reconoció el derecho a la autodeterminación del pueblo palestino, en 1974.