El cineasta taiwanés Ang Lee y su colega alemán Wim Wenders calificaron hoy la técnica del 3D como una gran oportunidad no sólo para el cine documental, sino también para el de ficción, durante una "Cumbre de realizadores" celebrada en la Academia de las Artes de Berlín

"Es una herramienta fantástica para contar historias. El 3D transporta al espectador de forma directa al interior de una escena", declaró Wenders, de 67 años.

Por su parte, Lee, de 58 años, que presenta actualmente su primera película en 3D, "Life of Pi", habló de un "país de las maravillas" al referirse a esa técnica.

No obstante, agregó, que todavía llevará tiempo hasta que realmente se logren dominar de forma satisfactoria las tres dimensiones.

"Creo en el poder de las historias, tanto en 2D como en 3D. Espero que ambas formas puedan convivir en un futuro", declaró el cineasta taiwanés.

En "La vida de Pi", Lee cuenta la historia de un joven que logra sobrevivir a una catástrofe en pleno océano y acaba en un bote salvavidas con la sola compañía de un tigre.

"Creo que no podría haber rodado la película de otra manera que en 3D. Pero constantemente volvía a sentir un gran miedo. El rodaje fue un enorme proceso de aprendizaje para mí", confesó.

Wenders, que ya rodó en 3D su documental "Pina", sobre la gran coreógrafa alemana Pina Bausch, ha creado con la misma técnica la serie de televisión "Cathedrals of Culture".

En su próxima película, "Everything Will Be Fine", cuyo rodaje comenzará en breve, tiene intención de desarrollar todavía más la técnica 3D, aseguró.