Al menos nueve peregrinos chiíes murieron hoy y otros cuarenta resultaron heridos en tres atentados al sur de Bagdad, informaron a Efe fuentes policiales.

Al menos ocho personas murieron y otras veintidós resultaron heridas por la explosión de un coche bomba al paso de los peregrinos cerca de la entrada noreste de la ciudad santa chií de Kerbala, 110 kilómetros al sur de la capital.

Otros dos artefactos estallaron simultáneamente en la localidad de Al Hila, 100 kilómetros al sur de Bagdad, también contra fieles de ese credo, y causaron un muerto y dieciocho heridos.

Durante el mes musulmán de Muharram, que este año ha caído en noviembre, se celebra una de las festividades chiíes más importantes, la Achura, en la que los creyentes suelen visitar los principales santuarios.

El domingo pasado, millones de chiíes celebraron la Achura, que conmemora el martirio del imán Husein, nieto del profeta Mahoma, en el año 680 en Kerbala, donde se localiza su mausoleo.

Irak ha vivido un repunte de la violencia con frecuentes ataques dirigidos contra objetivos chiíes y fuerzas de seguridad desde la retirada, en diciembre pasado, de las tropas estadounidenses.