Dieciséis bolsos de la firma francesa Hermès, convertidos en iconos de la moda por figuras como Grace Kelly o Jane Birkin, se vendieron hoy en Londres por 156.623 dólares, en una subasta organizada por la casa Bonhams.

Estos bolsos, subastados por la casa londinense como parte de una puja de joyas y otros accesorios, pertenecían a una coleccionista apasionada por esta firma de alta costura francesa desde que era una niña.

El récord de venta de la puja fue para uno de los bolsos conocidos como "Birkin", cuyo nombre honra a la actriz y cantante británica Jane Birkin, un modelo tejido en piel de avestruz en color rosa que alcanzó las 17.500 libras (28.023 dólares).

Otro de los "Birkin", de cuero curtido en tonos crema, se situó entre los cinco bolsos por los que más alto se pujó, consiguiendo un precio de venta de 10.000 libras (16.013 dólares).

Junto a ellos protagonizaron la subasta los modelos "Kelly", bautizados así desde que la princesa de Mónaco Grace Kelly fue fotografiada tratando de ocultar su embarazo con uno de ellos.

Dos de estos celebérrimos bolsos, ambos de piel de cocodrilo negro de los años sesenta, fueron vendidos cada uno por 10.000 libras (16.013 dólares), compartiendo así puesto en el ránking de los más deseados junto a un modelo "Constance", de piel de cocodrilo marrón, que alcanzó la misma cifra en la puja.

Pese a la expectación que genera la subasta de este tipo de bolsos, el número de lotes ofertados en la puja disminuyó considerablemente de los 59 que en principio figuraban en el catálogo a los 16 que finalmente han encontrado comprador.

El pasado mayo, Bonhams recaudó 562.750 libras (900.949 dólares) por la subasta de otros 64 icónicos bolsos de Hermès, que la marca gala fabrica de manera individualizada y se han convertido en un símbolo de lujo y distinción.