Un diplomático saudí y su guardaespaldas yemení murieron hoy por los disparos de hombres desconocidos en Saná, informaron a Efe fuentes cercanas a la Embajada de Arabia Saudí en la capital yemení.

Los atacantes, vestidos de militares, abrieron fuego contra el diplomático cuando viajaba en su vehículo por la calle Jamsín, en la zona de Hata, que acoge las legaciones de distintos países.

Las fuentes explicaron que el diplomático era militar, pero no revelaron ni su identidad ni rango.

Por su parte, fuentes de seguridad yemeníes dijeron a Efe que el ataque ocurrió justo después de que el diplomático saliera de su casa y no descartan la posibilidad de que la organización terrorista Al Qaeda esté detrás del atentado.

Testigos presenciales destacaron que el vehículo en el que viajaban las víctimas volcó tras los disparos.

Al Qaeda ha intensificado sus operaciones después de que estallara en enero de 2011 la revuelta contra el régimen de Ali Abdalá Saleh, cuya salida definitiva del poder se produjo a finales de febrero pasado con la toma de posesión del que fuera su vicepresidente, Abdo Rabu Mansur Hadi.