La primera ministra de Tailandia, Yingluck Shinawatra, y otros tres miembros del Gobierno superaron hoy una moción de censura en el Parlamento entre acusaciones de corrupción.

Los diputados de la Cámara baja votaron en su mayoría a favor de Yingluck y del viceprimer ministro, Chalerm Yubamrung; el titular de Defensa, Sukumpol Suwanatat, y el viceministro del Interior, Chatt Kuldilok, cuestionados en la moción.

"El Parlamento ha votado para que la primera ministra, Yingluck, continúe con su trabajo", afirmó el portavoz del hemiciclo, Somsak Kiatsuranont, al finalizar la votación, que se produce tras tres días de debate.

La primera ministra recibió 308 votos de confianza, 159 en contra y cuatro abstenciones, mientras que 287 parlamentarios votaron a favor de Chalerm y 284 respaldaron al titular de Defensa y al segundo de Interior.

Desde el pasado domingo, los parlamentarios de la oposición han expuesto varios casos de corrupción que afectan al Gobierno, de los que se han defendido la primera ministra y los miembros de su Gabinete.

La oposición acusó a Yingluck de causar pérdidas millonarias y promover la corrupción con el nuevo sistema de compra de arroz, en el que el Gobierno fija un precio mínimo que paga a los agricultores y almacena el grano para su venta posterior.

Según Abhistit Vejjajiva, las exportaciones han caído un 25 por ciento y gran parte del dinero ha ido a parar irregularmente a intermediarios y no a los productores desde que se puso en práctica este sistema.

Los parlamentarios opositores también pidieron la dimisión de la primera ministra y el resto de los ministros tras tacharlos de ser marionetas del exmandatario Thaksin Shinawatra, depuesto en un golpe de Estado en 2006 y condenado en absentia por corrupción en 2008.

La jefa del Gobierno y sus ministros también han sido criticados por el reparto de las ayudas tras las inundaciones del año pasado y por conceder supuestamente los trabajos de reconstrucción a empresas de su círculo de influencia.

Los diputados opositores indicaron que el Ministerio de Defensa infló el presupuesto de los equipos de defensa de dos fragatas, que además calificaron de "anticuados".

Yingluck negó todas las acusaciones y se comprometió a investigar y castigar cualquier caso de corrupción.