La Comisión Europea (CE) presentará hoy una nueva propuesta, más detallada, de su visión de la futura unión bancaria, presupuestaria y económica, a fin de dar un impulso al debate de los líderes de la UE de cara a la cumbre de diciembre.

La propuesta, que presentarán el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso; el vicepresidente económico, Olli Rehn, y el comisario de Mercado Interior y Servicios Financieros, Michel Barnier, estará en línea con las iniciativas puestas sobre la mesa por el primero en el discurso del estado de la Unión de septiembre pasado.

En esa tradicional alocución ante el Parlamento Europeo, Barroso adelantó que anunciaría su propuesta antes de la cumbre de los días 13 y 14 diciembre y que en ella identificaría el trabajo que queda por hacer y posibles medidas a tomar en los próximos meses y años para lograr una verdadera unión bancaria, presupuestaria y económica.

En concreto, detallará las herramientas necesarias para conseguir estos objetivos y delineará las opciones jurídicas para aplicarlos, incluido, si fuera necesario, a través de un cambio del tratado de la UE.

Un informe interno de Van Rompuy, elaborado en colaboración con el CE, el Banco Central Europeo y el Eurogrupo, se analizó en la cumbre de octubre, en la que los líderes de la UE acordaron aprobar antes del 1 de enero de 2013 el marco legal para la creación del supervisor bancario único y desarrollar su capacidad operativa a lo largo de ese año, pero quedó abierto el calendario y la fecha para la recapitalización directa de la banca.

La idea es que en la cumbre e diciembre se acuerde una hoja de ruta y un calendario vinculante para avanzar hacia la nueva arquitectura de la eurozona.

Por otra parte, los comisarios de Economía, Olli Rehn; de Trabajo, László Andor; y de Fiscalidad y Aduanas, Algirdas Semeta, presentarán la tercera encuesta anual del crecimiento, que establece las prioridades económicas y sociales de la UE para 2013 y guiará a los Estados miembros en sus esfuerzos de impulsar el crecimiento y el empleo acorde a la estrategia Europa 2020.

La encuesta da inicio al llamado semestre europeo, que es el calendario para coordinar las políticas económicas y presupuestarias de la UE y sobre todo de la eurozona.

Al mismo tiempo, la CE presentará el segundo informe del mecanismo de alerta diseñado para prevenir y corregir desequilibrios macroeconómicos y que consta de once indicadores, entre ellos los costes laborales unitarios, los precios de la vivienda y sobre garantías en el sector financiero.

En febrero pasado, España suspendió seis de entonces diez indicadores: la balanza por cuenta corriente, la posición neta de inversión internacional, la cuota de mercado de las exportaciones, la deuda pública, la deuda del sector privado y el desempleo.