Con la agenda presidencial de hoy centrada en el precipicio fiscal, la Casa Blanca promovió en las redes sociales la etiqueta "My2K" para subrayar la crisis a la que se enfrentaría el país a finales de año si no se alcanza un acuerdo bipartidista sobre ese asunto.

La etiqueta "My2K" destaca el supuesto incremento de 2.200 dólares promedio anuales que pagarán de más las familias estadounidenses de clase media, si el Congreso no alcanza una solución para evitar que las reducciones fiscales vigentes expiren y que nuevos recortes de gastos se activen a finales de año.

De momento, miembros de la Casa Blanca, como su portavoz Jay Carney, ya usaron la palabra desde sus cuentas oficiales, y a media mañana era la cuarta palabra más repetida en Twitter en EE.UU..

Precisamente hoy el presidente Barack Obama hablará en la Casa Blanca de este asunto con estadounidenses de clase media y recibirá una delegación de directivos de grandes empresas para discutir la coyuntura económica del país y especialmente del "precipicio fiscal".

La Casa Blanca ya había desarrollado en otras ocasiones etiquetas en la red, por temas fiscales ("40dollars") y de intereses de créditos estudiantiles ("dontdoublemyrate").