La Comisión Europea (CE) aseguró hoy que "se está explorando" la posibilidad de que Portugal e Irlanda se beneficien de las nuevas condiciones concedidas a Grecia para su rescate, y que la hipotética decisión al respecto debe ser acordada por los ministros de Finanzas de la zona del euro.

"Es algo que se está explorando. No puedo decir mucho más", señaló el portavoz comunitario de Asuntos Económicos y Monetarios, Simon O'Connor, preguntado en una rueda de prensa.

Según explicó, el asunto no se discutió el pasado lunes, cuando los titulares de Finanzas de la moneda única (Eurogrupo) acordaron tras una maratoniana negociación una remodelación del programa de rescate griego para tratar de asegurar su viabilidad.

Entre otras cosas, la eurozona pactó rebajar de nuevo los tipos de interés de los préstamos bilaterales concedidos a Grecia, al reducirlos en 100 puntos básicos -hasta 50 puntos- y bajar en 10 puntos básicos las comisiones que Grecia paga al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) por los préstamos.

Además, Atenas se beneficiará de una moratoria de 10 años en el pago de intereses al fondo temporal de rescate y de una ampliación del vencimiento de los préstamos bilaterales y de los créditos del FEEF en 15 años.

O'Connor indicó que tendría que ser de nuevo el Eurogrupo quien tome una decisión sobre la posible aplicación de estas y otras condiciones a Irlanda y Portugal, los otros dos países del euro que han acordado un programa de rescate de su economía con sus socios europeos.

El portavoz señaló que ese "principio" de dar las mismas condiciones a todos se "ha aplicado en el pasado", pero subrayó que "las decisiones específicas en este tendrán que ser tomadas tras una discusión en el Eurogrupo".