El volcán de Santiaguito, en el oeste de Guatemala, entró hoy en actividad "muy fuerte", con lanzamiento de arena y ceniza a gran altura, por lo que el organismo de Meteorología ha recomendado restringir el tráfico aéreo en la zona.

Hasta ahora no hay necesidad de una evacuación de las poblaciones más cercanas al coloso, ubicado a unos 227 kilómetros de ciudad de Guatemala, de acuerdo a las autoridades del país.

El director del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), Eddy Sánchez, informó que la actividad del volcán, de 2.550 metros y ubicado en el departamento de Quetzaltenango, se inició a eso de las 5.30 hora local (11.30 GMT).

El coloso lanza arena por arriba de los 3.772 metros que tiene de altura el volcán Santa María, del que se formó el Santiaguito tras una violenta erupción en 1922, precisó el funcionario.

Sánchez añadió que la arena y la ceniza volcánica se dispersa en un radio de al menos 4 kilómetros.

"Hay un colapso del cráter y está teniendo flujos piroclásticos, ya se dio el aviso a Aeronáutica Civil para que se restrinjan las operaciones aéreas en esa región", dijo el director del Insivumeh a la radio local.

También informó de que ya alertaron de la actividad del volcán a la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) para que adopte las precauciones que sean necesarias.

Sánchez aseguró que la erupción del Santiaguito se prolongará por varias horas y exhortó a la población aledaña a abastecerse de agua potables debido a que la arena y ceniza volcánica puede contaminar los caudales que pueden resultar dañinos para la salud.

La arena y ceniza cae en poblaciones de los departamentos de Quetzaltenango y Retalhuleu, donde pueden resultar afectadas las plantaciones de café, según Sánchez.

Los Cuerpos de Bomberos Voluntarios de esos dos departamentos se han declarado en alerta anaranjada o prevención, mientras que expertos del Insivumeh y de la Conred mantienen una vigilancia constante sobre la evolución de la erupción.

En septiembre pasado, más de 10.000 personas fueron evacuadas de los alrededores del volcán Fuego, uno de los más activos de Guatemala y ubicado a 50 kilómetros al suroeste de la capital, debido a la violenta actividad eruptiva que registró con fumarolas y lenguas de ceniza que alcanzaron los 3.000 metros de altura desde su cráter.