Dos conocidos humoristas mexicanos, Jis y Trino, exhiben en la Feria del Libro de Guadalajara (FIL) una película en la que un grupo de antihéroes unen sus fuerzas para librar a México de una invasión zombi, una historia que escribieron hace dos décadas en una tira cómica.

Creada por José Ignacio Solórzano (Jis) y José Trinidad Camacho (Trino) la cinta es una adaptación cinematográfica de la popular tira de humor negro "El Santos contra la Tetona Mendoza", publicada en diarios, revistas y libros en México que hicieron las delicias de las últimas generaciones.

Irreverente, estrambótica y cargada de ese humor ácido tan mexicano, el film narra las aventuras de "El Santos", un luchador decadente, adicto y despechado que pretende eliminar a los "Zombies de Sahuayo", un pueblito, y se une a su enemigo "El Peyote Asesino", en una especie de apocalipsis al más puro estilo autóctono.

En la trama "El Santos" se enfrenta también con los planes malévolos de "La Tetona Mendoza", una luchadora voluptuosa y villana que administra un cabaret y de quien el Santos se acaba de divorciar.

Trino explicó en entrevista con Efe que la película es "una historia de amor y acción muy 'pacheca'", término con el que alude a una historia cargada de locuras que hacen y dicen personajes adictos a la marihuana.

"Es una película hecha como un cadáver exquisito. Quisimos algo que fuera fresco, sabroso, divertido, un caos organizado, es una 'pachequez', en términos generales", explicó un exultante Trino, devenido en cineasta tras ser reconocido por sus viñetas.

Trino se inspiró en el célebre luchador mexicano "Santo, el Enmascarado de Plata" para, parodiándolo, crear a "El Santos" y hacerle a su manera una especie de homenaje a ese icono de la cultura popular mexicana.

Lejos de ser tan ejemplar como el auténtico, "El Santos" más bien "es un antihéroe de tercera", malhablado, adicto al sexo y a la marihuana, a quien se le ocurren las ideas más disparatadas con tal de vencer a "El Peyote asesino", su némesis.

La inclusión de los zombies, presentes desde las primeras tiras de hace años, es un abierto homenaje al cine de George A. Romero, creador de estos oscuros personajes más que un fruto de una coyuntura.

"'Los zombies de Sahuayo' no tienen nada que ver con la moda de los zombis y vampiros, aunque es mejor que la moda nos alcance para que beneficien a la película", bromeó Jis, el otro coautor de la tira cómica.

La cinta no repara en medias tintas y ha sumado a ella prestando sus voces a reconocidos actores y artistas mexicanos como Demián Bichir, José María Yazpik, la cantante Julieta Venegas y el director y productor Guillermo del Toro, amigo personal de ambos humoristas, entre otros.

La participación de Del Toro "fue muy fácil" porque conoce la tira desde sus inicios y "es muy bueno para las cochinadas y sabría que aquí habría muchas", se mofó Trino.

Curiosamente, la reconocida escritora mexicana Elena Poniatowska tiene una pequeña aparición en este singular mundo del mal, en el que también están el expresidente de México Vicente Fox (2000-2006), un personaje necesario para los "moneros" (humoristas gráficos) por "ser más gracioso y pintoresco que Felipe Calderón (su sucesor) u otros presidentes" más que por otras consideraciones o por temor a la censura.

Dirigida y producida por Peyote Films y Ánima Estudios, la película podría llegar a tener una segunda parte en un futuro incierto, pues tanto Jis como Trino consideran que podrían crearse muchas más historias con las cuales cualquiera se pueda identificar y en las que prometen "muchas más pachequeces (ocurrencias peregrinas)".

HASH(0x8eccea0)

Mariana González.