El Fondo Monetario Internacional (FMI) confía en que España salga de la recesión en 2014 con un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 1 % y una progresiva aceleración hasta el 1,6 % en 2015.

Las cifras del FMI, incluidas en su informe sobre el progreso en la reforma del sector financiero, avalan con algo de cautela las previsiones oficiales del gobierno español, que prevé un crecimiento del 1,2% en 2014 y un 1,9 % en 2015.