Costa Rica expondrá en la Cumbre sobre Cambio Climático que comenzó el lunes en Doha las medidas que ha tomado para mitigar y adaptarse al cambio climático en el sector agrícola, informaron hoy fuentes oficiales.

"Queremos demostrarle al mundo que un país pequeño como el nuestro tiene mucho que aportar a la solución de un problema mundial y que los pequeños productores pueden hacer mucho y aplicar prácticas amigables y sostenibles", afirmó en un comunicado la ministra costarricense de Agricultura, Gloria Abraham.

Costa Rica expondrá su "Política de Estado para el Sector Agroalimentario y el Desarrollo Rural Costarricense 2010-2021", la cual busca reducir la emisión de gases de efecto invernadero en el sector agropecuario, adaptación al cambio climático y compensaciones a la producción sostenible.

Entre las iniciativas que Costa Rica presentará en la XVIII Conferencia de la Convención de la ONU sobre Cambio Climático (COP18) destacan los esfuerzos por reducir emisiones y lograr la producción sostenible de leche, caña, café y banano, así como acciones para la transferencia de tecnología a pequeños productores.

"Estamos ejecutando acciones concretas más allá de la mitigación, estamos avanzando en la adaptación al cambio climático", manifestó Abraham.

Por su parte, el ministro costarricense de Ambiente, René Castro, comentó en el comunicado que Costa Rica, país que se ha propuesto ser el primero neutral en emisiones de carbono en el 2021, quiere poner su sello en la COP18 al mostrar ejemplos exitosos.

"Las cumbres de cambio climático, de la uno a la diecisiete, estuvieron enfocadas en el tema forestal, pero ese ciclo terminó. Ahora, a partir de COP18, el sello que Costa Rica puede poner, predicando con el ejemplo, es en agricultura", expresó Castro.

La COP18, a la que asisten una 17.000 personas, comenzó el 26 de noviembre y terminará el 7 de diciembre, día en que Costa Rica expondrá sus casos exitosos.

La presentación y elaboración de la ponencia costarricense cuenta con el apoyo del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) y la Agencia Alemana para la Cooperación Internacional (GIZ).

Esta cumbre pretende debatir la extensión del Protocolo de Kioto, que expira este año, y si es necesario otro pacto global de reducción de emisiones que lo sustituya.