Sexo y fetichismo son los conceptos asociados a las atrevidas e insinuantes creaciones en cuero y metal del modisto libanés Assaad Awad, el diseñador de complementos de Lady Gaga, que reconoce jugar con el "doble sentido" y que se define como "transgresor".

"Mucha gente se me acerca y me dice: 'tu producto es muy fetiche, me recuerda al sexo', pero no lo es, solo es cuero, es atrevido", es la interpretación de cada uno sobre mis creaciones, confiesa en una entrevista con EFEstilo este joven en un español casi perfecto.

"Tú hoy llevas cuero, sales por la calle y la primera idea que tienes es ser elegante y sexy y que todo el mundo te mire", indica con su atrevimiento característico, para explicar que es la elección de los materiales la que conforma ese concepto sexual en sus creaciones.

Y para muestra, un botón o, mejor, un bolso: uno en piel negra y tachuelas doradas que se encuentra dentro de un armazón también de cuero y que, al separarlo del bolso, parece un calzoncillo de inspiración sadomasoquista, y que tiene expuesto junto a una fusta.

Preguntado por esta clara similitud, advierte: "Esa es tu interpretación de mi producto", aunque admite que, efectivamente, en su colección se juega con esa ambigüedad, y define la creación como "una carcasa que es como una cárcel para el bolso" y que simula estar encerrado.

"Todo lo que hago tiene doble concepto o lo puedes usar de otras maneras -se ríe-, o sea, con este puedes imaginar lo que quieras".

La vida de este publicista dio un rumbo de 180 grados cuando decidió dedicarse al diseño y establecer su taller en el barrio madrileño de Lavapiés.

"Un día desperté y cambié mi vida, monté un taller y empecé a hacer cosas", recuerda, y el éxito vino solo, cree que gracias a su procedencia del mundo de la publicidad, porque cada colección parte de un concepto previo "muy fuerte".

Tras poner sus productos en venta "online" vinieron "la colección de accesorios de Thierry Mugler en 2012, Madonna, Lady Gaga... todo", explica.

"Con todos mis clientes tengo una relación de amistad", advierte, como con la vocalista catalana Rebeka Brown, para quien diseña a partir de las necesidades de sus videoclips.

Este libanés, a quien le gustaría abrir su "primer 'flaps store' en Madrid o Barcelona", reconoce que le inspiran modistos como Christian Lacroix o Jean-Paul Gaultier, para quienes le gustaría diseñar y aprecia mucho.

Sentado sobre su mesa de trabajo, nos muestra cómo esculpe sus creaciones en cuero, y comienza a dar forma con una cuchilla una visera, con absoluta precisión y rodeado de tuercas, tachuelas y otros utensilios.

Reconoce que su día transcurre inmerso en ideas de nuevos proyectos y diseños: "Mi cabeza trabaja y diseña, no paro, trabajo como 14 horas y todo me inspira", admite.

"Es un poco divertido, pero me inspira lo feo más que lo guapo por la calle", confiesa. "Por ejemplo paso y miro algo feo y me pregunto, ¿cómo podría hacer yo para convertirlo" en algo bonito?. "Pero en realidad todo me inspira, incluso cortar una fruta me inspira", su textura.

Además de con cuero, Awad trabaja con metales para hacer joyas, en latón bañado en oro y plata.

"Son piezas muy únicas, artesanales", advierte. Por ejemplo creó una pequeña medusa de formas perfectas cuyo diseño en 3D realizó "a partir de un dibujo muy antiguo".

Beatriz Rodríguez.