Wall Street abrió hoy con una moderada tendencia bajista y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, descendía el 0,12 % pese al acuerdo alcanzado este lunes entre los ministros de Finanzas de la zona del euro y el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la deuda de Grecia.

Media hora después del inicio de la sesión, ese índice restaba 15,17 puntos hasta las 12.952,2 unidades, en tanto que el selectivo S&P 500 perdía el 0,11 % (-1,52 puntos) hasta 1.404,77 enteros y el índice compuesto del mercado Nasdaq un mínimo 0,09 % (-2,82 puntos) hasta 2.973,96 unidades.

Los inversores se decantaban nuevamente por las ventas a pesar de que el Eurogrupo y el FMI cerraran un acuerdo que permitirá cubrir las necesidades financieras de Grecia y que implica reducir su deuda al 124 % de su PIB en 2020, frente al 120 % inicial, lo que equivale a unos 40.000 millones de euros (unos 51.000 millones de dólares).

El esperado pacto, que sí motivó las ganancias en las bolsas europeas, no conseguía animar Wall Street, que sigue pendiente de las negociaciones entre republicanos y demócratas del Congreso de EE.UU. para reducir el déficit del país a largo plazo y evitar así el llamado "precipicio fiscal".

Apenas tenían impacto sobre el rumbo de la sesión los datos relativos a los pedidos de bienes duraderos a las fábricas de EE.UU., que se mantuvieron sin cambios en octubre, y eso que los analistas preveían una caída del 1,2 %.

Los componentes del Dow Jones quedaban prácticamente divididos entre los avances y los retrocesos, de modo que las pérdidas las lideraba la financiera American Express (-0,41 %), la tecnológica Microsoft (-0,35 %) y la farmacéutica Pfizer (-0,27 %).

En el lado positivo de ese índice destacaban la tecnológica Intel (1,18 %), el productor de aluminio Alcoa (1,14 %) y Bank of America (0,97 %).

Fuera de ese índice el protagonista de la jornada era el grupo de alimentación ConAgra, que subía el 3,32 % después de anunciar que que comprará al fabricante de marcas blancas Ralcorp (que se disparaba el 26,3 %) por 4.950 millones de dólares, con lo que crearán el mayor productor de alimentos envasados de Norteamérica.

En otros mercados, el petróleo de Texas subía a 87,82 dólares por barril, el oro descendía a 1.748,1 dólares la onza, el dólar ganaba terreno ante el euro, que se cambiaba por 1,2941 dólares, y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años avanzaba al 1,67 %.