Rafa Benítez dirigirá su segundo partido como local con el Chelsea y sigue confiando en que puede ganarse a los seguidores del club, quienes no dejaron de abuchearlo el fin de semana en el encuentro que marcó su debut con los "Blues".

El español volverá a salir al banquillo en el Stamford Bridge el miércoles, en el duelo contra el Fulham, su rival de la misma ciudad. El domingo, Benítez no tuvo un recibimiento amigable de parte de los aficionados en el empate sin goles contra el Manchester City.

"Entiendo la actitud de los seguidores, y sé lo que sienten por el hecho de que yo haya estado todo ese tiempo con Liverpool y por la rivalidad que hay", dijo Benítez. "Quiero demostrarles que estoy aquí por los motivos correctos. Estoy aquí para ganar, y si lo logro, ellos estarán complacidos".

En otros encuentros que se destacan el miércoles, el Manchester United será anfitrión del West Ham; el Wigan recibirá al Manchester City, que es segundo de la liga; el Arsenal visitará al Everton y el Tottenham será local ante el Liverpool.