Una protesta de cientos de motociclistas en contra del aumento en el impuesto anual a la circulación y a los seguros obligatorios, de un promedio del 24 %, generó hoy un caos vial en la zona este de la capital costarricense, donde se asienta la Presidencia del país.

Los manifestantes tomaron las vías cercanas a la Casa Presidencial para exigirle al Gobierno que reduzca el cobro e intervenga ante el estatal Instituto Nacional de Seguros (INS) para bajar el cobro del seguro obligatorio sobre los vehículos, que es un monopolio del Estado.

Cada año, en diciembre, los dueños de vehículos en Costa Rica deben pagar determinados montos por el derecho de circulación del año siguiente, que incluyen un seguro obligatorio que aplica en caso de accidentes de tránsito.

El monto varía según el modelo y el año del vehículo, pero en el caso de las motocicletas, el aumento este año fue superior al de los autos debido, según el INS, a que son estos conductores los que más accidentes registran, lo que dispara los costos de su atención médica, pues el 53 % del total es a motociclistas.

Uno de los líderes de los motociclistas, Rafael Mora, calificó de "abusivo" el cobro de este derecho de circulación, especialmente los aumentos para los dueños de motocicletas, pues aseguró que en muchos casos se trata de personas humildes que usan este vehículo para trabajar como mensajeros.

El ministro costarricense de Comunicación, Francisco Chacón, dijo a periodistas que el Gobierno ha condicionado la apertura del diálogo con este grupo a que depongan la protesta, pues los motociclistas mantienen bloqueadas rotondas y varias vías de la capital.