El presidente Hugo Chávez solicitó el martes a la legislatura permiso para viajar a Cuba para someterse a nuevos tratamientos como parte del proceso que viene enfrentando luego que en febrero sufriera una recaída del cáncer, lo que activó nuevas dudas e incertidumbre sobre el estado de salud del mandatario que tenía más de una semana sin aparecer públicamente.

Chávez formalizó la solicitud en una carta que fue leída por el presidente de la Asamblea Nacional, el diputado oficialista Diosdado Cabello, durante una sesión especial del congreso, que se realizó en la ciudad centro costera de Maracay, donde la mayoría oficialista aprobó de inmediato el viaje del mandatario.

En la misiva Chávez indica que luego de haber concluido hace seis meses un tratamiento del cáncer "me han recomendado iniciar un tratamiento especial consistente en varias sesiones de oxigenación hiperbárica que junto a la fisioterapia siguen consolidando el proceso de fortalecimiento de la salud que he venido experimentado".

Sin dar mayores detalles de su estado de salud, el mandatario, de 58 años, expresa que a partir de este martes viajará a Cuba para el "tratamiento especial" pero no indica por cuanto tiempo estará en la isla caribeña.

El gobernante precisó que estará en el país el 10 de enero para el acto de toma de posesión para su cuarto período. Chávez logró una tercera reelección en los comicios del 7 de octubre tras una intensa campaña electoral de casi tres meses en la que se vio bastante recuperado de salud pero tuvo pocas apariciones públicas.

El médico internista venezolano Jesús Peña explicó que la oxigenación hiperbárica es un tratamiento en el que se introduce al paciente en una cámara especial para aplicarle oxigeno a altas presiones para activar la regeneración de las células y los tejidos.

Peña dijo en entrevista telefónica con la AP que la oxigenación hiperbárica es defendido por una escuela de medicina cubana que utiliza ese tratamiento para la rehabilitación de pacientes con enfermedades crónicas y ciertas patologías, pero sostuvo que los "resultados son muy controvertidos" debido a que las academias médicas "todavía no lo validan del todo".

El diputado opositor, Alfonso Marquina, expresó inquietud por el anuncio del nuevo viaje del mandatario, e indicó que "me preocupa porque veo nuevamente una intención velada o deliberada de seguir creando incertidumbre, preocupación en la gente porque ya se comentaba que eran 18, 19 días sin que el presidente de la Republica no aparecía en público, y hoy sorpresivamente llega esta carta".

"Creo que si es para un tratamiento normal como lo dice en la carta el propio Chávez... lo correcto sería que se diera un parte oficial de manera mucho más precisa, y no que se siga con esta especie de incertidumbre permanente", dijo Marquina a la AP en entrevista telefónica.

Desde que Chávez anunció a mediados del año pasado que le habían detectado un primer tumor canceroso se ha mantenido gran sigilo sobre el tipo de cáncer, su localización, y los pronósticos médicos.

"La salud de quienes gobiernan no puede ser un secreto para los gobernados, que son los primeros interesados en el asunto", dijo el influyente director del diario local Tal Cual, Teodoro Petkoff, al criticar en su editorial de este martes el largo período que tiene el presidente Chávez sin aparecer públicamente.

"¿Está Chávez ejerciendo plenamente sus atribuciones presidenciales?", se preguntó Petkoff.

La ley venezolana prevé que durante la ausencia temporal de mandatario del país el vicepresidente puede asumir sus funciones. Chávez no indicó en la misiva que entregó a la Asamblea Nacional si delegará sus funciones en el vicepresidente Nicolás Maduro.

El mandatario fue intervenido el pasado 26 de febrero en La Habana para extirparle una lesión cancerosa de dos centímetros que apareció en la misma región pélvica donde en junio del 2011 le extrajeron un tumor. A partir de marzo y por tres meses el mandatario se sometió a varias sesiones radioterapia en Cuba para combatir la reaparición del cáncer.

Al culminar su tratamiento y retornar al país el 11 mayo, Chávez se sometió a un estricto reposo y limitó sus apariciones públicas. No fue sino hasta comienzos de junio cuando se vio al presidente de pie en un acto en el palacio de gobierno.

En julio pasado, un mes antes de iniciarse la campaña electoral, Chávez declaró que estaba "libre" del cáncer.